Un baldío en Leloir: acorrala el Gobierno a Moyano y lo deja más cerca de la Justicia

Al líder de Camioneros no le perdonan la poca influencia sobre la CGT para avalar la reforma laboral. Ahora, un informa de la UIF lo tiene en la mira por supuestos desvíos de fondos desde el sindicato hacia el holding familiar. Ocaña y el despacho de Bonadio
El Canciller - Comentarios

Si bien, en teoría, el Gobierno desdoblaría la reforma laboral en dos en una mezcla de guiño a los sindicatos y de una propia limitación de su poder, el titular del Sindicato de los Camioneros, Hugo Moyano, continúa en la mira. Se sospecha que hubo desvíos millonarios desde las arcas del gremio hacia un grupo de empresas que dirige su esposa y sus hijastros.

Según un informe de la Unidad de Información Financiera (UIF), están bajo la mira seis quintas y un baldío que tiene el líder sindical en los bosques de Parque Leloir, al oeste de la provincia de Buenos Aires. Al parecer, intentan reconstruir el corazón de los negocios de la familia Moyano. En el fondo, la decisión de acorralar al líder sindical no está tomada en el Gobierno. No obstante, quien aportaría estos datos en la Justicia sería la diputada Graciela Ocaña, vieja rival del camionero desde que lo denunció en el 2011 por enriquecimiento ilícito, la denuncia que ahora ampliaría.

“Vamos a reforzar la denuncia por enriquecimiento ilícito aportando los balances actualizados para demostrar que los fondos de la Mutual, el gremio y la obra social de los camioneros van a las empresas de su familia. Siempre tuvo protección, espero que ya no la tenga más”, le dijo la legisladora al diario La Nación.

El 9 de enero, Moyano reinaguró el Sanatorio Antártida, perteneciente a Camioneros. Sobre una de las placas que descubrió, mientras el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, aplaudían sin mucha efusividad, figuraba el nombre de Aconra S.A, el brazo constructor del holding familiar.

¿Qué miembros de la familia Moyano están en el directorio de la empresa?

Valeria Salerno y Juan Manuel Noriega Zulet, hijos de su pareja, Liliana Zulet e hijastros de Moyano. Ambos quedaron bajo los radares hace pocos días al revelarse que el año pasado blanquearon US$1.100.000 dólares. Este dinero está relacionado al Sindicato de Camioneros y su obra social.

El jueves, en un duro comunicado, Moyano, Luis Barrionuevo (gastronómicos), los jefes de la CGT, Juan Carlos Smith y Carlos Acuña, y los dirigentes Sergio Palazzo y Julio Piumato, firmaron un comunicado con fuerte críticas al Gobierno en el que adelantaron que no acompañarán “el proyecto de reforma laboral presentado en el Senado por el Poder Ejecutivo”. Mientras se mostraban en el hotel del sindicato de los gastronómicos, se comentó que Moyano estaba preocupado por que circuló un rumor de que estaban allanando la mutual de su gremio.