Trotta: “Tenemos escuelas del siglo 19, con agendas del siglo 20 y estudiantes del siglo 21”

En diálogo con El Canciller el ministro de Educación hace un repaso sobre los ejes de su gestión y adelanta que volverán a reunirse con los gremios docentes la semana que viene.
El Canciller - Comentarios
@luis Alejandro ¿ Porqué no se liberan las...
@luis Alejandro Todos los ministros de...

A poco menos de un mes del inicio de clases en todo el país, el ministro de Educación Nicolás Trotta confirma que la próxima semana volverán a reunirse con los gremios docentes, en lo que será la segunda reunión tras el anuncio de la vuelta de la paritaria nacional docente.

En diálogo con El Canciller, repasa los objetivos de su gestión, que van desde recuperar el 6% de inversión presupuestaria en educación; que los salarios docentes le ganen a la inflación; y garantizar el acceso a la educación sexual integral. Desde su rol de exrector universitario, además, insiste con que buscarán repensar la secundaria para que los jóvenes se proyecten en la educación superior.

Foto NA: ESTEBAN COLLAZO/PRESIDENCIA.

¿Cómo encontró el Ministerio y qué opinión tiene de la gestión anterior? 

La escuela no está exenta del derrumbe general de la sociedad en los dos últimos años y medio, en términos sociales y económicos. La gestión anterior tuvo una marcada pasividad frente al desfinanciamiento de la educación; y una confrontación con los maestros y maestras y sus organizaciones sindicales. En 2015 se logró por primera vez invertir el 6% del PBI en educación, pero a partir de ahí comenzó un proceso de baja hasta el 4,8% del 2019. Eso obviamente impacta en una escuela que tiene que hacer frente no solo al desafío de enseñar y construir conocimiento, sino de contener la crisis social que golpea con más violencia a los niños, niñas y adolescentes.

¿Cuándo vuelven a convocar a los gremios para discutir salarios?

Sobre el final de la semana que viene vamos a estar reuniéndonos con los sindicatos. Hablo diariamente con los dirigentes y estamos en proceso de diálogo. Por indicación del Presidente inauguramos la paritaria para dar el debate de los aspectos salariales. La intención es, progresivamente, recuperar el 6% de inversión, ya que eso también repercute en el salario, la formación, infraestructura y becas.

¿Cómo van a lograr que los salarios de los docentes le ganen a la inflación?

Todas las provincias están en una situación fiscal muy compleja. Ninguna está exenta de la crisis fiscal de las recaudaciones. Nosotros planteamos el compromiso de que los salarios docentes le ganen a la inflación del 2020. Y una marcada estrategia de desaceleración para romper con la inercia inflacionaria que dejó la gestión de Macri, que lleva a la pérdida fuerte del salario. Pero no se rompe mágicamente, sino que demanda una fuerte intervención del Estado. Esto se vincula a tarifas, combustibles, peajes y a tener una política más activa de lo que puede ser Precios Cuidados. A partir de ahí tenemos que ir analizándolo en cada uno de los trimestres.

¿Cuál va a ser la postura del gobierno frente a un paro docente?

No es un escenario que nosotros estemos analizando. Creemos que teniendo la paritaria vamos a llegar a un espacio de encuentro en una situación de excepcionalidad, crisis y transición. Los maestros están acompañando este proceso, que no es político, sino que es la oportunidad que tiene el país. Para eso institucionalizamos la Paritaria Nacional Docente, para buscar con las provincias los caminos que nos permitan el camino del ciclo lectivo.

¿Cuáles son los planes en materia de infraestructura?

Venimos de un proceso de desinversión, con una realidad edilicia de los establecimientos educativos muy dispar. Suelo repetir que todavía tenemos escuelas que están emplazadas en el siglo 19 con letrinas, sin agua potable y luz, que son el reflejo de la postergación histórica de muchas regiones del país, donde se demanda mucha más presencia del Estado. Después tenemos agendas del siglo 20 y estudiantes del siglo 21. Estamos trabajando en delinear un primer programa vinculado a la construcción de jardines y establecimientos secundarios. Empezando por los sectores de mayor vulnerabilidad social y educativa. Muchas provincias están asumiendo un plan de refacción que implica a 754 escuelas en una condición de rapidez frente al inicio del ciclo lectivo.

Te recomendamos leer

¿Cómo van a garantizar que se dicte la Educación Sexual Integral (ESI) en todos los niveles?

Hay cosas que no hay que discutirlas, simplemente hay que cumplir la ley. La Ley de Educación Sexual Integral (ESI) existe para ser cumplida y es una responsabilidad de nuestro Ministerio llevarla a cabo. Hemos creado una dirección que asume esa responsabilidad.

¿Qué opina sobre el uso del lenguaje inclusivo?

Pienso que es un aspecto positivo que logremos el uso del lenguaje que se vea reflejado en toda la sociedad. No me parece que sea algo que deba debatirse, nadie genera una instancia obligatoria en el uso del lenguaje. Es una construcción social y lo inclusivo promueve el respeto de la diversidad en nuestra sociedad.

¿Cómo ve el bache que existe entre en la secundaria y la universidad?

El desafío principal es repensar nuestra escuela secundaria, en cómo logramos que sea un espacio que interpele a nuestros adolescentes y que mediante el acompañamiento logremos una terminalidad que hoy no se está dando. Necesitamos darles a los jóvenes las herramientas para que se proyecten en la educación superior, universitaria o no. Y seguir trabajando con las universidades políticas que permitan disminuir el desgranamiento que se produce en los estudios superiores, que repercute generalmente en aquellos estudiantes de sectores populares más vulnerables, que son los primeros en sus familias en ingresar a la universidad.