Triunfo a medias: logra el Gobierno un acuerdo con laboratorios extranjeros y negocia con los locales

El Canciller - Comentarios

La mitad del problema ya fue solucionado. Durante la tarde del jueves, el Gobierno y la Caeme (Cámara Argentina de Especialidades Medicinales) llegaron a un acuerdo -a medias- por los medicamentos para el PAMI, IOMA y las obras sociales.

Un descuento del 5% sobre el precio de los medicamentos vigente en diciembre y un tope al valor de los mismos durante 2018 fueron los pilares del pacto firmado que le permitirá al Gobierno ahorrar hasta $1.500 millones por año.

Un 5% de descuento sobre el precio de los medicamentos y un tope al valor de los mismos le permitirán ahorrar al Estado $1500 millones.

Sin embargo, la felicidad no fue absoluta porque la Caeme se vio obligada a dejar a Cilfa (Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos) fuera de la discusión, lo que lleva a la dupla de Mario Quintana y Gustavo Lopetegui a seguir negociando para que los laboratorios nacionales se sumen a esta iniciativa.

Y aunque desde Casa Rosada confían en llegar a buen puerto con las empresas nacionales en los próximos días, éstas ya manifestaron que no ven viable ponerle un “tope” a los precios, aunque sí aceptarían el 5% de descuento.

Por lo pronto, el ministro de Salud de la Nación, el Doctor Adolfo Rubinstein, se mostró feliz por la noticia que llevará a los jubilados a “adquirir los medicamentos a un menor costo”. “Además, gracias al dinero ahorrado se van a poder ofrecer mejores prestaciones médicas en los centros”, celebró en Código Político junto a Eduardo Van der Kooy y Julio Blanck.

A su vez, explicó cómo será el mecanismo de actualización tarifaria con este nuevo acuerdo: “Los aumentos van a ser por debajo de la inflación y se van a efectuar recién cuando se realice la actualización de las jubilaciones, por lo que el aumento va a ser decreciente, ya que las jubilaciones se actualizan respecto a la inflación”.