Tras la caída en las industrias, complican al Gobierno las cifras del comercio exterior

El Canciller - Comentarios

Después de que se anunciara que interanualmente la industria manufacturera cayó el 13,4%, la automotriz un 33,9% y la construcción un 12,3%, el Indec confirmó que si bien aumentaron las cantidades exportadas un 1,5%, los precios de las exportaciones disminuyeron un 3,8% en un escenario donde el intercambio se contrajo un 2,4%. De cara a las elecciones, los índices de la balanza son indispensables para reconocer la dinámica comercial externa que presentará la actividad económica a futuro en el corto plazo.

Según publicó el organismo, en productos primarios los precios internacionales subieron un 5%, aunque disminuyeron las cantidaes exportadas. Las cifras confirman que comenzó a ocurrir lo que temía el Gobierno al principio de la campaña 2018/2019.

Aunque se efectivizó la cosecha récord, después de un año de sequías e inundaciones que produjeron la pérdida de unos US$6 mil millones, el aumento del dólar impactó en la venta y favoreció el acopio.

Las especulaciones por el aumento de los precios internacionales, en un paisaje de volatilidad de divisas, hicieron que el primer mes cayera un 1,5% las exportaciones. Así, por el momento no se cumplió lo que esperaban desde la Rosada para aumentar la recaudación de sojadólares para acrecentar el colchón de liquidez de cara a las elecciones.

Por otro lado, en el escenario de las importaciones, la caída fue del 26,9%, mientras que los precios se contrajeron un 1,4%. Esto es lo que hace que haya superávit comercial, pero la caída de las importaciones, es decir, la caída del consumo local y de los bienes importados, es señal de que la economía está en recesión.

El índice de término de intercambio -índice de precio de las exportaciones sobre el de las importaciones-, cayó un 2,4%, lo que indica que el poder de compra de las exportaciones de Argentina cayó respecto a los precios de los países a los que compra.

En cuanto a los datos trimestrales, el saldo de la balanza comercial registró un superávit de US$2 mil millones, una caída de US$400 millones respecto al mismo período de 2018. Las exportaciones alcanzaron a los US$14 mil millones, 2,3% menor que igual trimestre del año anterior, mientras que las importaciones totalizaron  US$12 mil millones, un 27,9% menos efectuando la misma comparación.