Transición “equilibrada” y mensaje al interior del bloque: las estrategias de Alberto y Macri

Para los analistas el mensaje del #SíSePuede está destinado al interior del Pro. Alberto aguarda un "noviembre calmo".
El Canciller - Comentarios

A pocas horas del inicio de la veda electoral, la premisa es igual para Mauricio Macri y Alberto Fernández: el último esfuerzo. Los pasos de ambos ya están organizados. El Presidente llegará este miércoles a Mar del Plata para un nuevo acto de #SíSePuede y cerrará el jueves en Córdoba. Alberto irá a Chaco para después cerrar en Mar del Plata junto a Cristina Kirchner.

Si bien ambos aguardan expectantes la elección del domingo, los equipos de campaña ya contemplan estrategias para el día después de la elección.

La preocupación hasta diciembre

“Hay momentos que me encantaría vivir en la Argentina de Macri. Pero la realidad es que, cada día  que Macri gobernó, cerraron 43 empresas”, dijo Alberto el martes en La Plata.

El cierre del ex jefe de Gabinete del kirchnerismo será en la “Ciudad Feliz”, en un acto junto a gobernadores peronistas y candidatos nacionales de todo el Frente de Todos. Alberto Fernández, Cristina Kichner y Axel Kicillof serán los oradores.

Pero además del domingo 27, a Alberto le preocupan los 44 días posteriores hasta el 10 de diciembre. “Tenemos que pensar en el día 28, nos van a dejar un país muy complicado”, dijo el miércoles, en un acto en Malvinas Argentinas. La confianza es extrema en el búnker de México. Por eso, desde el entorno del candidato explican que el mensaje en MDQ estará enfocado en la “transición” y la “responsabilidad” de Macri a partir del lunes 28 de octubre.

Un mensaje al interior de Cambiemos

Macri cree que el domingo se puede sacudir el tablero y así, alcanzar una segunda vuelta. Su círculo más cercano está en la misma sintonía. La creencia en la remontada parte de un nuevo esquema de fiscalización -a cargo de Guillermo Dietrich- y la esperanza que transmite el Presidente. Así lo habría expresado Andrés Ibarra, secretario de Modernización, a sus allegados: “Estamos confiados en que se puede revertir el resultado de las PASO”.

Los analistas políticos, en cambio, consideran que la campaña del Presidente tiene otro objetivo que no afloró en la superficie: ser el líder de la oposición. Por eso, el mensaje no está enfocado en el Frente de Todos sino en el propio partido. “Las marchas que encabeza Macri tienen sentido estratégico para él en este momento. Plantea la discusión del post-macrismo, de quién va a estar al frente del Pro”, explicó Ana Iparraguirre, directora de Dynamis Consulting y experta en campañas electorales, a La Nación.

Macri cerrará, el jueves, en Córdoba. Antes, tendrá su anteúltimo acto del #SíSePuede en Mar del Plata, junto a María Eugenia Vidal y Guillermo Montenegro. Alberto llegará a la misma ciudad entre la noche del miércoles y el jueves por la mañana.