Torturas, abusos y asesinatos: Colonia Dignidad, la historia de la comunidad fundada por un nazi

El Canciller - Comentarios

Las vejaciones, violaciones y torturas sufridas en Colonia Dignidad en Chile, serán finalmente indemnizadas por Alemania. La decisión fue considerada insuficiente por las víctimas de los abusos sufridos en la secta religiosa, fundada por un nazi en la década del ‘60.

El secretario de Estado del país europeo, Niels Annen, confirmó este viernes que les otorgará una ayuda económica de hasta 10 mil euros a los 240 sobrevivientes del asentamiento, lo que significará un desembolso de unos US$3,9 millones hasta 2024.

Pero Horst Schaffrick que a los 3 años fue llevado junto a su familia al enclave ubicado en territorio chileno, afirmó que están agradecidos pero que es una ayuda que no soluciona el problema. “Somos una generación perdida”, aseguró.

Aunque el Gobierno alemán aclaró que la medida es parte de una “responsabilidad moral, sin que se pueda inferir una obligación legal”, el hombre cree que se trata de un posicionamiento “inaceptable” que empuja a las víctimas a continuar luchando por conseguir justicia.

Schaffrick fue uno de los tantos niños que padeció los abusos sexuales cometidos por el exmilitar nazi Paul Schäfer, que fundó la Colonia en 1961. El lugar, que por aquel entonces fue anunciado como una comunidad familiar de trabajo mancomunado y paraíso religioso, fue luego un centro dedicado a la esclavitud y la pederastía.

Schäfer, enfermero del ejército nazi, en medio de una Europa aún destrozada por la Segunda Guerra Mundial, engañó a más de 300 personas para seguirlo con el fin de construir un territorio cristiano en América Latina.

Una vez en el sur de Chile, en el territorio ubicado en la comuna de Parral en Linares, los encerró, les quitó los documentos y el dinero y los convirtió en esclavos del trabajo agrario.

Divididos hombres, mujeres y niños, según documentó la BBC, abusó sexualmente de decenas de menores, violó a mujeres, administró fármacos ilegales y aplicó sistemáticamente torturas, incluyendo técnicas de electroshock, hasta inclusive llevar a muchos miembros de la comunidad a la muerte.

Luego del Golpe de Estado chileno en manos de Augusto Pinochet en 1973, fue utilizado también como centro clandestino de detención y tortura, y en campo de concentración dedicado a la desaparición de personas.

Después de la finalización de la dictadura en 1990, la colonia siguió funcionando, sin contacto con el exterior, con la ayuda de aliados en el ejército y en el gobierno chileno y de los servicios de inteligencia alemanes, hasta que en 1997, Schäfer escapó a Argentina.

Detenido en 2005 y condenado a 33 años, murió en prisión en 2010 a los 88 años habiendo cumplido menos de la mitad de su condena. Colonia Dignidad fue transformada en un centro turístico y agrícola, con el nombre de Villa Baviera.

Los documentos que fueron desclasificados tras el estreno en 2016 de la película “Colonia” protagonizada por Emma Watson, ofrecieron detalles sobre el encubrimiento por parte del ala jurídica y política de Chile y Alemania.