Tombolini al Nación, otra muestra de la afinidad entre Lavagna y Alberto

El Presidente también designó a un colaborador cercano del ex ministro de Economía para una de las embajadas más preciadas del Frente de Todos: Rodolfo Gil irá a Portugal.
El Canciller - Comentarios

El miércoles se oficializaron las autoridades del Banco Nación. Alberto Fernández designó a Eduardo Hecker como director de la banca pública, un economista de larga trayectoria que pasó por la Comisión de Valores hasta su enfrentamiento con el ex secretario de Comercio de Guillermo Moreno, en 2009.

El cargo se publicó, este jueves, en el Boletín Oficial. Pero si bien el nombre de Hecker era algo esperable (aunque en campaña se haya rumoreado que Miguel Peirano ocuparía el despacho más grande del Nación), ya que siempre mantuvo buena sintonía con el Presidente, la elección para el cargo de vice causó mayor estupor. Es que el referente del Frente de Todos eligió a Matías Tombolini, candidato a jefe de Gobierno porteño por Consenso Federal en las últimas elecciones porteñas.

Pocas horas después de la designación, en diálogo con Radio La Red, el economista indicó que coincide con “la agenda de Alberto Fernández” y apoyó el proyecto de Emergencia Económica que envió el Frente de Todos al Congreso: “A Alberto Fernández no lo votaron para que le aumente la jubilación al que gana 80.000 pesos”, indicó, y agregó que el anteproyecto discute “cómo distribuir el costo de la crisis”.

Para asumir en el Nación, Tombolini debió renunciar a su cargo en el Consenso Económico y Social de la Ciudad, un puesto que requiere la aprobación del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Las conexiones del economista no finalizan allí: en 2015, fue la apuesta de Sergio Massa para su desembarco del Frente Renovador en la Ciudad.

Larreta
Larreta y Tombolini

Lavagna

El nombramiento de Tombolini tiene, además, otra lectura en el horizonte. El Presidente continúa con su ofrenda para un personaje con peso propio, tanto en el Congreso como en la opinión pública, como es Roberto Lavagna. Y si bien el reciente vicetitular del Nación negó que su designación sea parte de un acuerdo entre el ex ministro de Economía y el ex jefe de Gabinete del kirchnerismo, la buena sintonía entre ambos es más que palpable.

Antes de asumir el Ejecutivo, Alberto puso al frente del INDEC a Marco Lavagna, hijo del fundador de Consenso Federal y uno de los principales jefes de campaña de la fórmula Lavagna-Juan Manuel Urtubey. Luego de destacar la gestión de Jorge Todesca, Lavagna agradeció el ofrecimiento de Fernández y aseguró que su designación “a la apertura” del Frente de Todos, para elegir a un dirigente por fuera de su partido político.

Te recomendamos leer

La lista sigue. Una de las embajadas centrales para el Frente de Todos es de Portugal. El primer viaje internacional del profesor de Derecho Penal, luego de vencer por 15 puntos en las PASO a Macri, fue justamente, a la Costa Ibérica para visitar a los mandatarios de España y Portugal, Pedro Sánchez y Antonio Costa, respectivamente. En ese sentido, para el cargo de embajador, el tándem Fernández-Solá eligió a otro hombre cercano a Lavagna, Rodolfo Gil, para ocupar la sede argentina en Lisboa.

En el Congreso comentan por lo bajo que Consenso Federal va completando la otra parte del trato. En pleno debate por el quórum para la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, los diputados del bloque “opositor”, con Graciela Camaño a la cabeza, aseguraron su presencia en el debate.