Tolerancia, juegos y un nuevo acuerdo: cómo atravesar el aislamiento en pareja

Para evitar roces y conflictos, los especialistas brindan consejos. Juntos, separados y con hijos: las parejas en tiempos de cuarentena.
El Canciller - Comentarios

El aislamiento obligatorio modifica no solo las rutinas individuales, sino también la de las parejas que conviven y viven en casas separadas. Los especialistas en psicología y sexología sostienen que es recomendable tener actividades juntos y separados.

“En este período hay que darse la oportunidad de pensar que quiero, qué me gustaría hacer solo y con mi pareja, qué haría distinto cuando salga“, sostiene la ginécologa y obstetra Bárbara García. Destaca que es importante “tener un mayor grado de reflexión sobre cómo uno está con sus vínculos”.

También es momento para bajar con las presiones y exigencias, en especial en lo referido al sexo. La especialista explica que no hay que exigir a nivel sexual porque el cuerpo se encuentra en estado de alerta. “Sentir miedo, angustia o ansiedad repercute a través de la falta de deseo”.

Para la médica y sexóloga clínica Mónica Aranda la clave para mantener armonía en la convivencia es “trabajar la tolerancia”. Estar encerrados sin poder salir puede generar que “uno tenga ganas de tener relaciones en ese momento y el otro no”, por eso considera esencial para atravesar las diferencias darse un momento para charlar.

En el caso de las parejas que venían mal, la experta afirma: “No esperen milagros de un día para el otro y en estas situaciones. Pero pueden mejorar”. Ayuda que cada uno tenga un espacio para estar solo y “pedirle al otro que de tal hora a tal hora quiere estar sin hablar, leyendo o mirando una película”.

Por eso, respetar el espacio de cada uno, en lo posible, resulta beneficioso para el vínculo. En esto coincide la psicóloga y sexóloga, Carla Garibaldi. Aunque destaca que “algunas actividades pueden hacer juntos y otras separados”. 

Para mantener la diversión aconseja la descarga de juegos y aplicaciones de entretenimiento. Y respecto a las obligaciones hogareñas, Garibaldi sostiene que “se distribuyan las tareas de una forma equitativa“.

Las expertas coinciden en que es buen plan “mirar fotos de lindos momentos para teletransportarnos“. Así se recuerdan experiencias positivas del vínculo, sirve para recordar que hicieron juntos en el primer año, durante unas vacaciones o cuando se pusieron de novios. “Rememorar las cosas que los hizo elegirse“, aclara Aranda.

Pero si las discusiones surgen, García explica: “Cuando uno está en modo pelea es importante tocarse, mirarse a los ojos y abrazarse. Eso baja muchísimo la intensidad”.

El tener tiempo de sobra y pasar todo el día juntos en pijamas puede atentar contra la pareja. Por eso, la especialista recomienda: “Tener una cita, arreglarse, comer a la luz de las velas”. Con el objetivo de salir de la rutina y tener un rato distinto en el caso de no tener hijos. 

Te recomendamos leer

Con niños

Las parejas que viven con sus hijos, ya no pueden dejarlos en la casa de sus abuelos, ni tampoco en el colegio. En estos casos, la situación para que hayan momentos a solas se complejiza. Sin embargo, a nivel familiar el tiempo en casa puede sumar.

La educadora social y psicóloga, Elena San Martín Suárez confeccionó un trabajo en donde explica que las familias deben “hacer un acuerdo de paz”. Esta modalidad establece la manera en que cada uno va a colaborar y va a apoyar al otro.

También hace hincapié en que es importante que se reúnan todos y “tomen conciencia de las dificultades que pueden suponer estos días a nivel psicológico”. Por eso, considera que la clave es esforzarse para hacerle la vida a los demás “más llevadera durante este tiempo”.

Por su parte, la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires (UBA) confeccionó un documento sobre recomendaciones psicológicas para afrontar la pandemia. El trabajo manifiesta que ayuda la conversación sobre “la información oficial del coronavirus en un lenguaje adecuado a la edad y de manera honesta“.

“Los niños tanto como los adultos requieren mantener espacios de juego y divertimento que promuevan emociones positivas“, sostiene el texto.

El encierro puede ser más difícil de sobrellevar cuando la casa es pequeña. En este punto, la UBA destaca que no hay que los exigir de más con tareas a los niños. Dado que “respectar la cuarentena es ya un esfuerzo en sí mismo y como tal es valioso”.

Es esencial hablar en familia sobre la responsabilidad de quedarse en casa, la cual implica una conducta beneficiosa y ayuda a todos a mantenerse lejos del coronavirus.

Casas separadas

¿Pero qué sucede con las parejas que no conviven y se readecuan a la distancia?. Ver películas o series al mismo tiempo, leer los mismos libros y discutirlos, hablar con más frecuencia por teléfono o preparar juntos una comida a la distancia pueden ser formas de sentirse más cerca. 

También las especialistas consideran que ser sinceros puede mantener la armonía, ya que al contar las preocupaciones que uno tiene puede encontrar apoyo y entendimiento en el otro.

“Un buen ejercicio es escuchar música. Poner una canción cada uno y contarle al otro por qué elige esa canción”, explica la médica y sexóloga clínica Mónica Aranda. Y al igual que para los convivientes recomienda rememorar viejas vivencias. “Creo que este tipo de cosas lleva a conectarse más con el otro, volver a enamorarse y puede reactivar muchas llamas“, afirma.

La sexualidad conjunta de una pareja que no convive parece imposible. Sin embargo, la periodista diplomada en sexualidad y dueña de la tienda Erotique Pink, Francesca Gnecchi termina con ese mito. “Hay un juguete sexual que requiere de la descarga de una App. Ella le envía un mensaje a tu pareja para que se conecte, al colocarse el producto, y pese a la distancia, la persona puede hacer las vibraciones desde su celular“.

Las ventas de juguetes sexuales aumentaron un 20% en su tienda, durante la semana previa a la declaración de cuarentena obligatoria. “Las parejas compraban kits de sex toys, porque se notaba que iban a establecer el aislamiento”, afirma.