Todo por un like

El Canciller - Comentarios

Los dramas de enero no nos permiten relajarnos. Pampita separada y reconciliada a los días con Pico, y el festejo de su cumpleaños en la Riviera Maya con los cuarenta amigos que le robó a Roberto Carlos; la tragedia de los anteojos de Cande y el nunca esperado regreso de Nai Awada. Todo esto nos entrega un verano a puro movimiento en el mundo de la farándula.

Y hay más: la anunciada separación de Cinthia Fernández, la bebé de Luly y su polémico reality, el nene de Marley y las lujosas vacaciones de los perros de Flavio Mendoza. Perdón, no tuve tiempo de pensar en los tarifazos ni en la inflación.  Las fotos interminables de las caras cortadas “artísticamente” (?), y de unicornios y flamencos inflables hicieron rebalsar Instagram con pedidos de atención psiquiátrica.

El espectáculo nos propone ver constantemente cómo comen gratis, viven gratis, viajan gratis, tienen los dientes blancos (gratis por supuesto), cómo se hacen la tira de cola gratis y así cada instante de su vida.

Pero los seguidores nos ponemos cada vez más exigentes y eso los lleva a pensar ideas más creativas, como rascarse la cola con la rueda de un auto, promocionar marcas de quesos casi en pelotas, ponerse perfumes de sombrero, mostrar la pedicuría con los pies sucios, y a sus hijos como escenografía tierna y adorable (likeable). Y no se quedan atrás las actuaciones en cortometrajes de bajo presupuesto que nos dejan ver su falta de talento, pero no de su astucia.

Enero también fue un mes en el que un sinfín de famosos migró a Punta del Este para sacarse la foto para el “Insta” y así también mostrar más nivel. Pero también fue un mes que nos llenó de dolor y de frustración, por ver cómo se derrumban los sueños de Dalma (y de todos los argentinos) de entrar con Maradona al altar, la guerra con la Rocha y Morla con la Claudia, los “mensajes de amor” de Maxi López a Wanda y los 18 kilos que bajó Nancy Pazos.

Todo esto no hace más que demostrar que no tengo la respuesta para la gran pregunta que nos hacemos: ¿Hasta dónde está dispuesto a llegar un famoso para ganarse tu like? Pero estoy ansiosa por encontrarla.