Thelma, Manguel y Mery del Cerro: provoca el caso Darthés una ola de denuncias de abuso y violación

El Canciller - Comentarios

El martes Thelma Fardín denunció que fue violada por Juan Darthés, rompió el silencio y un calvario de 9 años. El efecto que provocó su acto impulsó a que otras mujeres de diversos ámbitos se animen a poner en palabras y visibilizar también su situación.

Primero fue Romina Manguel, en el programa “Animales Sueltos” (América TV), quien explicó que “las mujeres denunciamos cuando podemos, no cuando queremos porque este medio es machista y no te creen”.

Y agregó: “Ha venido acá un invitado que me ha acosado sistemáticamente. Estuvo sentado en esa mesa. Ese día, Tato Young se quedó al lado mío hasta que me tomé un taxi. Cuando lo vi le conté a Tato y él no me dejó un segundo”.

La periodista relató también que años atrás sufrió una violenta situación de acoso en un estudio de radio por parte de una persona “muy pero muy conocida”, aunque aclaró que no trabajó directamente con él.

“Es un tipo exitoso, buen mozo, muy conocido que se decía familiero. Me encerró en un estudio y me apretó contra un rincón. Además le pidió a la locutora y al operador que lo dejaran solo”, detalló.

“Tenía 38 años y no pude reaccionar, no supe qué hacer. La locutora y el operador sabían. Esa persona poderosa le decía a un compañero que me acompañó desde ese momento que era mi guardaespalda. No me pude defender. El no es no siempre y en cualquier momento”, siguió Manguel. Conmovida, la periodista dijo “el no es no, siempre”, frente a cámaras y en televisión en vivo.

El miércoles, fue la actriz Marta González quien se animó a contar por primera vez en TV un oscuro episodio que la marcó en su infancia. Ocurrió a los siete años, cuando un fotógrafo la obligó a tocarle sus partes íntimas.

La triste historia se vio interrumpida por una pregunta de Moria Casán, conductora de Incorrectas, que descolocó a la actriz y generó un fuerte repudio en las redes sociales. “¿Tuviste un orgasmo cuando te pasó?”, le cuestionó la ex vedette ante la atónita mirada de González, que se vio sorprendida por el exabrupto.

Las denuncias de violencia, de abuso sexual no solo estuvo centrada en el ámbito periodístico o del espectáculo. El jueves 13, la asesora  del senador nacional de la UCR Carlos Marino, Claudia Mabel Guebel, dio a conocer sus padecimientos de acoso laboral, no solo por el legislador, sino también por el jefe de asesores del despacho.

El día anterior, Marino había posado con un cartel, como lo hicieron todos los senadores de los diferentes espacios con la frase #MiraComoNosPonemos, la frase que utilizaron las actrices argentinas en contraposición a la frase que utilizaba Darthés con sus víctimas: “Mirá como me pusiste”.

El jueves, pero en otro espacio muy diferente, lleno de brillos y de luces de colores, la modelo y conductora María del Cerro contó en Showmatch, el programa más popular de la televisión argentina, se animó a contar su situación de abuso.

La participante se quebró después de recibir bajísimos puntajes de parte del jurado. Todos en el programa percibieron que la modelo estaba muy movilizada. Marcelo Tinelli le preguntó por qué estaba tan conmocionada y la figura del certamen terminó revelando que fue abusada cuando tenía 11 años.

“No puedo creer estar hablando de esto en TV, pero siendo que como comunicadora lo tengo que hacer. Después de lo que pasó con Thelma (Fardin), al día siguiente, ayer por la mañana empezamos a hablar del tema con Meme (su marido). Ahora lo puedo contar y Facu (Mazzei) y Carla (Lanzi, su coach) van a entender por qué estaba tan desconcentrada. Me fui a ensayar y le mandé un mensaje, le dije que tenía algo que le quería contar después de nueve años de estar juntos. Y ayer después de 22 años, me animé a contarle a Meme que yo sufrí un abuso sexual a los 11 años. Y no lo sabe nadie. No lo sabe ni mi mamá, ni mi papá. Se están enterando todos en este momento”, comenzó narrando.

Y continuó: “Lo charlé un montón con mi pareja y no lo podía dejar pasar. No podía dejar de pensar en el tema, es muy fuerte para mí todo esto. No podía pensar en otra cosa y fue complicado venir acá. Meme me bancó, me apoyó, por eso está acá. Es la única persona que lo sabía. Nadie más de mi familia estaba al tanto. Es momento de que todas las mujeres lo digan para que no pase nunca más”.

Cada una de las denuncias, dejaron entrever que los abusos afectaron a mujeres de diversos estratos sociales y ámbitos. Sin dudas, el inicio de este fenómeno significará un quiebre en la forma de repensar los diversos vínculos, tanto afectivos como laborales y familiares. Una revolución que inició el feminismo y que parece imparable.