The Umbrella Academy: la serie que no consigue brillar pero podría ser de culto

El Canciller - Comentarios

Una producción que no está a la altura de su obra original pero sí entretiene con su repertorio de personajes tan coloridos. Por momentos, hasta se siente que podría llegar a ser una de las mejores series de Netflix si elige ir más por el camino de la fantasía y ciencia ficción. Así es The Umbrella Academy.
Grant Morrison, uno de los mejores guionistas de historietas de la actualidad y responsable de la mejor época de Doom Patrol, obra que sirvió de inspiración para The Umbrella Academy, escribió sobre esta última mencionada: “Un soplo de aire fresco dentro del género con un aroma clásico y de modernidad a la vez”. Luego, la historieta lanzada en 2007 se convirtió en una de las obras de la década. Gerard Way, cantante de My Chemical Romance, es el guionista de esta historieta que está dibujada por Gabriel Bá. Durante la Comic-Con de San Diego de 2008 ganó un Eisner (el Oscar de la historieta) y luego se editaron dos números más.

En un año clave para Netflix y los superhéroes, donde Marvel está llevando sus franquicias a su propia plataforma (Disney +), el grande de la N está desarrollando dos ficciones de Millarworld (Jupiter’s Legacy y American Jesus), gracias a la compra del sello de Mark Millar en el pasado 2018. Pero antes de meterse en ese universo, puso en su catálogo la adaptación de The Umbrella Academy de 10 episodios de una hora cada uno aproximadamente. El servicio de streaming realizó una interesante adaptación que no está a la altura de su obra original, pero que tiene varias cosas a destacar si el espectador tiene la paciencia de pasar la primera batería de capítulos (aproximadamente los 5 primeros) donde se presenta el universo y la historia de cada personaje.

En septiembre de 2007 la editorial Dark Horse publicaba “Suite apocalíptica”, la primera de las tres series limitadas que tiene (por el momento) The Umbrella Academy. La temporada que estrenó Netflix  el 15 de febrero adapta ese primer libro. El eje del mismo se centra en un grupo de niños que nacieron de forma espontánea en una misma jornada de 1989 sin que sus madres presentaran signos previos de embarazo. Siete de estos recién nacidos fueron adoptados por el magnate Sir Reginald Hargreeves (Colm Feore), quien fundó la Umbrella Academy, un hogar tipo Rincón de Luz (por los lujos, obvio) para superdotados destinada a formar y educar a los próximos superhéroes que salvarán a la humanidad. Cabe destacar que aquel día nacieron 43 con las mismas características.

En el primer capítulo, la muerte de Sir Reginald Hargreeves golpeá al mundo y a sus hijos, que volverán a reunirse luego de años de estar separados. Ya no son siete, sino cinco debido a la muerte de uno (Ben) y a la desaparición en el futuro de otro (número cinco, de los personajes más interesantes desarrollados en la serie). Ya convertidos en adultos y lejos de la academia física y emocionalmente (con la excepción de Luther), todos se volverán a reencontrar debido al fallecimiento repentino de su padre adoptivo.

Creada por Jeremy Slater, responsable de la versión televisiva de El Exorcista y la adaptación del manga Death Note también para Netflix, el productor y showrunner se rodeó de gran manera para este producto al contar con Steve Blackman. Entre los créditos de este guionista y productor se encuentra la serie de antología Fargo y la de ciencia ficción Altered Carbon, ficciones bien distintas entre sí.

Como la mayoría de las series de Netflix, sobre todo en las inspiradas en novelas gráficas o historietas, el afán de extender el título a 10 o más capítulos arruina lo que podría ser una producción más que interesante en el formato miniserie y sin tanto relleno. De todos modos, y para simplificar la idea del análisis, esta serie podría resultar una grata experiencia para los que disfrutan de este tipo de adaptaciones donde se repiten las figuras clásicas de héroes y villanos, y donde abundan los viajes en el tiempo.

El primer y gran problema de la serie es que dentro de los cuatro o casi cinco primeros capítulos, la presentación de este universo se hace larga y hasta repetitiva ya que te muestran todo desde las diferentes perspectivas de los habitantes de la Academia. Es cierto, deben poner al espectador en contexto y explicar la historia de esta Academia y cómo es que son tan conocidos en ese mundo. Los queridos Mónica y César lo resumen mejor en el adelanto de Netflix para Argentina.

Lo cierto es que hay momentos mejores que otros, por ejemplo, en el capítulo que cuentan la historia del personaje más interesante de la serie: número cinco y sus viajes en el tiempo. Otro punto alto de los 10 capítulos es la dinámica que existen entre los personajes. Cabe señalar que, en una serie coral como esta, lograr que todos tengan su lugar y ser  interesantes es una tarea compleja y la serie de Netflix lo logra. El punto alto es la segunda parte de la serie, donde las cosas se ponen buenas, donde los guionistas empiezan a soltar un poco más la muñeca y dejarse llevar por los rasgos más fantásticos y delirantes del cómic.

Otro aspecto de la realización de TUA a destacar es la construcción estética, quizá el valor más destacable que tiene esta serie. También una mención a lo claro del guion. Hay pocos puntos flojos a nivel narrativo, quizá por la sobreexplicación de algunos, pero hay que reconocer que al contener tantos viajes en el tiempo podría resultar confuso y no es así. Respecto al nivel de su producción, no hay dudas que Netflix hizo una de las grandes apuestas de los últimos años para que no se note la ausencia de grandes marcas como Daredevil, Jessica Jones o la fallida The Defenders.

Entre los personajes más atractivos, se encuentran el viajero del tiempo número cinco y Pogo, el chimpancé mayordomo que está a cargo de la mansión. El primero por su carisma (gran trabajo de Aidan Gallagher) y porque básicamente viaja en el tiempo y se teletransporta. Pocos poderes más interesantes que estos. El segundo es Pogo, un misterioso mayordomo con forma de chimpancé que oculta los secretos de esta familia y los va guiando entre tanto tropiezo. El resto de los integrantes, tienen sus momentos dignos aunque no brillantes y el cast completo funciona. Quizá, al discriminar la participación de cada uno de los miembros de esta familia, el personaje de Ellen Page, sobresaliente en la historia de base, en la producción audiovisual queda un poco desdibujada aunque toma el protagonismo en los últimos episodios. Mención especial para Hazel y Cha-Cha, los asesinos a sueldo detrás de number five que son villanos no tan villanos y forman parte de los mejores momentos de la serie en sus 10 capítulos.

Entre lo negativo de la ficción respecto a la obra original es la ausencia de la parte más sci-fi: no hay combates con alienígenas ni enfrentamientos contra una Torre Eiffel mutante o mini robots asesinos. La versión televisiva ignora ese aspecto para convertirse en una serie de personajes. Se toma demasiado en serio a sí misma. Blackman, máximo responsable de la ficción, decidió no tomar los aspectos más “locos” de la historieta, para explorar mejor las relaciones humanas (y no tanto).

En resumen, The Umbrella Academy, aunque no consigue brillar, cuando se entrega a la fantasía, la diversión y a la ciencia ficción (sobre todo en los capítulos finales), se acerca al material de base que se convirtió en una obra de culto y en una de las más aclamadas historietas de la década pasada. Una propuesta interesante si lo que buscás es una vuelta de tuerca a las series de superhéroes, pero tampoco muy innovadora respecto a sus conflictos (es todo muy X-Men). La buena noticia es que la repercusión que ha alcanzado en estos días (en Argentina la campaña de prensa con Mónica Cahen D’anvers y César Mascetti funcionó a la perfección metiendo dos trending Topics en Twitter el día de su estreno) asegura una segunda temporada aunque todavía no se haya sido confirmada.

Quién es quién: Una pequeña guía para conocer a los personajes de la Academia Umbrella

1. Luther Hargreeves (Tom Hopper) 

El líder del equipo. Es hermano gemelo de número 5 y el astronauta más joven de la Tierra. Su cuerpo es el de un gorila marciano y eso marcó su vida.

2. Diego Hargreeves (David Castañeda) 

El rebelde del grupo rivaliza con Luther por el liderazgo y ejerce como justiciero de la ciudad. Puede aguantar la respiración indefinidamente y tiene una gran habilidad con los cuchillos, algo así como buena puntería.

3. Allison Hargreeves (Emmy Raver-Lampman) 

Narcisista y caprichosa, Allison puede manipular la realidad a través de la mentira. Si dice que algo es falso, la realidad se ajustará en ese momento.

4. Klaus Hargreeves (Robert Sheehan) 

El más complicado del grupo ya que es un drogadicto que pasó varios años en un psiquiátrico. Sus poderes es la telequinesis, la conexión con los espíritus y la posesión de cuerpos.

5. The Boy (Aidan Gallagher) 

Aunque su apariencia es la de un niño, number five tiene más de 60 años. Puede viajar en el tiempo y trae muy malas noticias desde el futuro.

6. Ben Hargreeves 

El sexto hermano murió años antes de los sucesos de la serie, aunque nadie sabe con exactitud qué le ocurrió. Tenía el poder de invocar monstruos de otras dimensiones.

7. Vanya Hargreeves (Ellen Page) 

Vanya tiene poco que ver con sus hermanos. Aparentemente, no posee ningún poder, lo que la llevó a ser una marginada hasta el punto de escribir un libro sobre su vida. Es la clave de la serie.