Tensión entre farmacias y el Gobierno: peligra la provisión de medicina a los jubilados del PAMI

El Canciller - Comentarios

A 20 días de concluir el convenio de prestación por parte de la Confederación Farmacéutica Argentina, la situación entre las farmacias y el Gobierno nacional sigue en stand-by debido a la inconclusión de los acuerdos por los medicamentos del PAMI. Las cámaras farmacéuticas manifiestan que la única palabra para describir este escenario es “incertidumbre”, mientras que desde el oficialismo ostentan algunos logros que los otros descreen.

La Federación Argentina de Cámaras de Farmacias, la Confederación Farmacéutica Argentina y la AFMSRA emitieron un comunicado en el que cuentan la preocupación de los organismos por la lentitud de las negociaciones entre el Gobierno y la industria farmacéutica (que aún no tienen resultados concretos, según dicta el comunicado). Puntualmente, el problema gira en torno a los medicamentos del PAMI, es decir, a la medicina que reciben los jubilados.

“El problema gira en torno a los medicamentos del PAMI, es decir, a la medicina que reciben los jubilados”

El oficialismo, por otro lado, esgrime como un logro las negociaciones que está llevando a cabo. Por ejemplo, en el caso del remedio hemofílico -licitado por el ministerio de Salud, el IOMA y el PAMI por $313 millones- el mismo acuerdo había costado $1800 millones, es decir, casi cinco veces más. Para el Gobierno, este tipo de situaciones revela la corrupción que existió en torno a los contratos del PAMI durante las gestiones anteriores.

Estos contratos más baratos no son vistos con tan buenos ojos por las cámaras de farmacias, ya que, según dicen, significan que el precio al que venderán los medicamentos al público será inferior, pero no será inferior el costo que ellos paguen por adquirirlos. Las cámaras de locales farmacéuticos no son formadoras de precios en el mercado medicinal. Entre otros inconvenientes, el aumento del impuesto a los ingresos brutos tampoco posibilita abaratar los costos de venta.

En esa línea, las cámaras esgrimieron una advertencia: si se ven obligadas a comprar medicinas por debajo del precio normal, dejarán de hacerlo y pondrán en riesgo la normal previsión de los medicamentos a la población y, particularmente, a los jubilados.

“Si dentro de 20 di´as debemos dispensar medicamentos a un precio menor al que hoy lo compramos ¿Quie´n se hara´ cargo de esa diferencia? ¿O acaso las farmacias deben dejar de comprar medicamentos hasta que la situacio´n se defina poniendo en riesgo la normal provisio´n de medicinas a la totalidad de la poblacio´n?”, sostiene el comunicado.

¿Acaso las farmacias deben dejar de comprar medicamentos hasta que la situacio´n se defina poniendo en riesgo la normal provisio´n de medicinas?

Cuáles serán los medicamentos a los que accederá el jubilado a partir de ahora que el Gobierno decidió abaratar los costos del PAMI es otra de las incertidumbres que plantean los organismos. “Toda incertidumbre va acompan~ada de precariedad y de riesgo, y precisamente riesgo es a lo que se enfrentan hoy nuestros jubilados en el futuro cercano para acceder a sus medicamentos“, concluye.

“Pedimos respuestas concretas y claridad en las soluciones, se agota el tiempo”