Tensión en el oficialismo: planta Zamora a Macri, pero no corre riesgo la sanción del Presupuesto

El Canciller - Comentarios

El presidente Mauricio Macri planeaba volverse de Catamarca con una foto junto a dos gobernadores: Lucía Corpacci, de esa provincia, y Gerardo Zamora, de Santiago del Estero. En el día que se debate el Presupuesto en el Senado y en plena discusión por el Fondo Sojero, Macri pensaba volver con un gesto de ambas provincias, pero el acto no salió como esperaba: Corpacci fue, pero Zamora no.

El mandatario participó esta mañana de una conferencia de prensa desde las obras de la presa de embalse El Bolsón, que beneficiará a localidades de las dos provincias, pero solo asistió la gobernadora catamarqueña, que de paso le marcó un poco la cancha. “Veníamos hablando con el presidente de lo importante que es poder continuar las obras”, remarcó, en referencia al debate que hubo por la ausencia de obras nuevas en el proyecto del oficialismo que se debate hoy en la Cámara Alta.

Para el Gobierno, las peleas internas en el bloque Justicialista de Miguel Ángel Pichetto no perjudicarán las sanción del proyecto, que contaría con unos 40 votos positivos. El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, afirmó en declaraciones a canal 26 que la ruptura de la bancada -a la que se le fueron dos senadores tucumanos- “no impacta” en la discusión.

“La ruptura del bloque del PJ en el Senado no afecta la discusión por el Presupuesto”, dijo Frigerio.

Previo a la sesión, este este martes por la noche se reunió el bloque Justicialista y Pichetto y el formoseño José Mayans se sacaron chispas. Mayans lo acusó de ser un “operador de Frigerio” y puso en duda su conducción. “No sos el jefe de este bloque”, le espetó.

También le cuestionó su rol en el marco de la discusión del Fondo Sojero. A su entender, no hay justificación para compensar un fondo de 100 mil millones de pesos con “5.000 millones”.

“Vos sos un operador de Frigerio. No sos jefe de este bloque”, le dijo Mayans al jefe de su -por ahora- bloque.

Según publicó La Política Online, Pichetto le respondió: “Yo tengo un discurso realista, para resolver los problemas de las provincias. Vos estas muy duro, con un discurso de izquierda”. “No estoy duro, ¿Tenés algún resultado positivo del Gobierno que mostrar?”, le retrucó Mayans.

Pese a los cortocircuitos, Pichetto logró mantener unido el bloque, al menos por el momento. Detrás de esa decisión está la pelea con el frente Cambiemos por los lugares en el Consejo de la Magistratura, que debe definirse esta semana.