Tensión en el G20: acusa Lagarde a Estados Unidos de provocar una caída en la economía mundial

El Canciller - Comentarios

Tal como definió -y reiteró- Mauricio Macri, la economía de Argentina atraviesa una etapa “tormentosa” luego de una crisis desatada por una corrida cambiaria. Según repitió hasta el hartazgo junto a sus ministros, uno de los factores que desataron esta crisis fueron las elevadas tasas de financiamiento externo.

Ese “shock externo” al que muchas veces se refirió Marcos Peña para justificar los números rojos que asfixiaban a Dujovne y Sturzenegger, fue referenciado esta tarde por Christine Lagarde para advertir sobre una probable caída en la economía mundial.

Lagarde acusó directamente a Estados Unidos de golpear el crecimiento de la economía mundial con la decisión de subir los aranceles comerciales.

En la tercera reunión de ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales del G20, la titular del Fondo Monetario Internacional acusó directamente a Estados Unidos de golpear el crecimiento de las economía mundial con la polémica decisión de subir los aranceles comerciales.

Y aunque la agenda oficial del G20 financiero tiene como temas prioritarios “el futuro del trabajo” y “la financiación de infraestructura”, Lagarde apuntó contra la guerra comercial entre EE.UU. y China, y aseguró que “en el peor escenario, las medidas actuales pueden tener un impacto en el entorno de 0,5 puntos (de caída) del PBI global”.

En un clima tenso en el Centro de Exposiciones y Convenciones de la Ciudad, el enviado económico de Washington aumentó el nerviosismo en la sala al aseverar que mantendrán las presiones para conseguir un comercio más “equilibrado”.

El secretario del Tesoro de USA, Steven Munchin, no se achicó ante Lagarde y aseguró que mantendrán las presiones para lograr un comercio equilibrado.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Munchin, no se achicó ante la abogada francesa y, casi de manera irónica, afirmó los deseos de “tener una relación más equilibrada” con China. Ante la incredulidad de sus interlocutores, agregó: “Y una relación equilibrada es que podamos vender más bienes a China”.

En la previa de la reunión, Munchin había sido agobiado por los reporteros locales e internacionales que le consultaron respecto a los dichos de Donald Trump y la posibilidad de ampliar los aranceles de las importaciones de China, Rusia, Canadá y la Unión Europea. “Definitivamente es una posibilidad real, así que no la voy a minimizar”, advirtió.


Guerra comercial

Luego de que calificara a China, la UE y Rusia como “enemigos” comerciales, Donald Trump decretó el incremento de aranceles que comenzó con 25% adicional al acero y el aluminio provenientes de China, como estrategia para presionar por una relación comercial más equilibrada con sus socios.

Y aunque el FMI sigue previendo un crecimiento sólido de 3,9% de la economía mundial en 2019, también se encargó de advertir a los países protagonistas sobre el efecto negativo que las medidas arancelarias lanzadas por Estados Unidos y las recíprocas adoptadas por China, la Unión Europea, Canadá y México pueden tener en el crecimiento global.