Telecom, David Martínez y Magnetto: avanza la habilitación de Telefónica y Claro para competir por la TV

En Balcarce 50 planean emitir un DNU que habilite a las telcos a competir. La falta de una red de fibra óptica, una de las claves
El Canciller - Comentarios

Mientras el presidente Mauricio Macri pasa sus vacaciones en Villa La Angostura, Patagonia Argentina, se especula con un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) inminente que “equilibre” la megafusión entre el Grupo Clarín y Telecom. Si se concretase esta decisión, tanto Telefónica como Claro podrán prestar televisión vía satélite.

Este dato es clave, ya que ambas empresas no tienen soporte de fibra óptica para competir de igual a igual. Según fuentes oficiales, la decisión podría corporizarse la próxima semana.

Las “telcos” podrán competir en todas las localidades del país a excepción de localidades con menos de 80 mil habitantes, o donde el servicio lo proveen cooperativas o pymes.  Se especula que recién podrán hacerlo dentro de un año, es decir en enero del 2019. La mega fusión entte el holding de Magnetto y la telefónica del mexicano David Martínez abrió un nuevo panorama en las telecomunicaciones en el país, según publicó Página 12.

La decisión no es beneficiosa solamente al tándem Claro-Telefónica: Telecom-Cablevisión también será favorecida. Con la flexibilización de la ley 1340/2016 (la cual modificó el ENACOM al extender el área de resolución), Cablevisión como cablera debería haber dejado de proveer el servicio en todas aquellas localidades donde las telefónicas no pueden hacerlo. Con la sombra de la megafusión, dejará de ser una cablera para pasar a ser una telefónica. La única restricción que tendrían sería la de “paquetizar” (brindar internet, teléfono, TV dentro de un mismo combo) sus servicios.

Palabra de Marcos

Quien corporizó la postura del oficialismo frente a la megafusión fue el jefe de Gabinete, Marcos Peña. “Clarín como empresa tomó la decisión, escindiendo la parte mediática y la parte empresaria, de dedicarse a las telecomunicaciones. Creemos que es beneficioso para el conjunto del país pero también para que la Argentina esté más conectada. Cuanta mayor conexión haya, menos control va a haber de la emisión del contenido”, analizó el funcionario en diálogo con Tiempo Argentino. No obstante, bregó por la “competencia” aunque “falta la discusión”.