Tapia hasta 2025: el acuerdo por la unidad, la nueva Liga y el futuro del futbol ¿este año?

El apoyo del Gobierno fue esencial para su reelección. Proyectan un torneo por zonas en la máxima categoría y la conclusión del campeonato de la Primera Nacional.
El Canciller - Comentarios

A poco más de tres años de haber asumido como presidente de la Asociación del Fútbol Argentino y luego de acordar el adelanto de las elecciones que se debían llevar a cabo en 2021, Claudio Tapia fue reelegido este martes al frente de las oficinas de Viamonte por unanimidad. El pacto con los dirigentes incluyó la creación de la Liga Profesional de Fútbol y la ampliación del Comité Ejecutivo, con el retorno de River Plate a la casa madre.

¿Con qué formato se aventura concluir la temporada 2020? ¿Qué objetivos perseguirá el nuevo ente que consagró a Marcelo Tinelli como nuevo rector de la Primera División? ¿Cuál fue el rol del Gobierno nacional para alinear a la tropa bajo la figura del Chiqui y terminar con el doble comando propiciado por Mauricio Macri? El Canciller ofrece un panorama para disminuir los interrogantes.

El Comandante Tapia -como lo denominan en los despachos de AFA- fue ratificado en el cargo hasta 2025 a través de una Asamblea Ordinaria que se realizó por la plataforma de teleconferencias Zoom, acorde a los tiempos que corren.

Los 42 asambleístas presentes emitieron su sufragio a través de una tablet con datos encriptados, que monitoreó la Inspección General de Justicia (IGJ), aunque la votación fue una mera cuestión formal: el vicepresidente de Ceamse cosechó 40 positivos, mientras que las dos voluntades restantes se expresaron en blanco.

En la videollamada los dirigentes aprobaron una nueva reforma del Estatuto, que limita los mandatos presidenciales a dos consecutivos, en un intento por promover el recambio y no repetir el modelo de perpetuidad que instauró Julio Humberto Grondona, presidente entre 1979 y 2014. No obstante, se fijó como “año cero” al 2021, por lo que el sanjuanino podría permanecer en su sillón hasta 2029 y completar 12 años al mando del fútbol argentino.

El detrás de escena que derivó en la lista única

El cambio de signo político en la escena nacional fue el principio del fin para la Superliga. Macri instauró un modelo empresario que vio luz en el 2016 con el objetivo final de convertir a los clubes en Sociedades Anónimas Deportivas.

La Primera División conformó su propio Comité Ejecutivo en las oficinas de Puerto Madero y obtuvo el respaldo de River y San Lorenzo, enemistados con el tridente de poder que configuraron Tapia -asumió en marzo de 2017, post desmadre de la Comisión Normalizadora de Armando Pérez-, su ex yerno Hugo Moyano y Daniel Angelici.

Los cortocircuitos entre la AFA y el organismo que presidía Mariano Elizondo fueron in crescendum con el correr del tiempo y la ruptura se materializó en enero de este año, con la excusa del mal armado del calendario, que no contempló la superposición de la recta final del torneo con el Preolímpico Sub 23, motivo que llevó a la mayoría de los clubes locales a no prestar sus jugadores al seleccionado de Fernando Batista -se consagró campeón y clasificó a los JJ.OO Tokio 2021-.

Por ese entonces, un funcionario nacional con influencia en Olivos prestó su casa desde donde los más encumbrados dirigentes comenzaron a cocinar el retorno de la Primera División a la órbita de la casa madre. El patrocinio de la Casa Rosada a la unidad contaba con una novedad trascendental: el 9 de diciembre, un día antes de que Alberto Fernández recibiera el bastón presidencial, Tapia se sacaba de encima la arteria macrista que representaba Daniel Angelici y ganaba con Jorge Amor Ameal un hombre afín a sus intereses.

A fines de febrero, el ex titular de Barracas Central -le cedió el mando a su hijo- reunió en su casa de la zona norte del conurbano bonaerense a más de 15 dirigentes en una foto que confirmó el consenso para derogar la Superliga. El único ausente fue Rodolfo D’Onofrio -tenía un lugar privilegiado en la CD de Elizondo-, con quien Chiqui limó asperezas en un cónclave a solas y le ofreció una Vicepresidencia para que forme parte del doble proyecto: la unidad en AFA y la nueva Liga Profesional de Fútbol.

Te recomendamos leer

De esta manera, el sanjuanino amplió el Comité Ejecutivo -de tres vices pasaron a seis-, siendo cuatro de ellos Ameal, D’Onofrio, Moyano y Tinelli. Los otros dos lugares de la mesa chica los ocuparán Marcelo Achile y Guillermo Raed, presidentes de Defensores de Belgrano y Mitre de Santiago del Estero, respectivamente, para que el ascenso tenga representación en el área metropolitana y el interior. El mandamás de Racing, Víctor Blanco, continuará como Secretario General.

En una suerte de síntesis, Tapia aseguró en su discurso de este martes que su gestión busca desde 2017 transparentar la industria y admitió que “no fue fácil conducir cuando no estaba integrada la familia del fútbol argentino, con algunas autoridades en AFA y otras en Superliga”.

¿Torneo de zonas? y continuidad para la Primera Nacional

Con la oficialización de la Liga Profesional de Fútbol, las autoridades comenzarán a trabajar en un protocolo para el retorno de la actividad. Marcelo Tinelli estará secundado por los vicepresidentes Cristian Malaspina (Argentinos Juniors), Hernán Arboleya (Lanús) y Mario Leito (Atlético Tucumán).

En diálogo con El Canciller, Malaspina auguró que el fútbol volverá en septiembre, con 30 días de acondicionamiento previo para los planteles, que retornarían a los entrenamientos en julio o agosto. El presidente del Bicho consideró a la reelección de Tapia como “muy necesaria, porque había clubes como River y San Lorenzo que debían volver a la AFA” y afirmó que se entiende “bárbaro” con Tinelli.

Te recomendamos leer

Una posibilidad que estudian desde el nuevo organismo es jugar un torneo de septiembre a diciembre con cuatro zonas de seis equipos. El formato sería con partidos ida y vuelta, para asegurarles a los clubes un mínimo de 10 partidos. Los dos mejores ubicados de cada grupo avanzarían a la fase final, que se estructuraría con una llave de 8 equipos, a eliminación directa. El campeón obtendrá un cupo para la Copa Libertadores 2021. La Copa Argentina 2020 también se disputará, aunque su resolución podría tener lugar el próximo año.

Desde AFA dejaron algo en claro ante la consulta de este medio: habrá fútbol en enero, así sea para terminar la temporada actual o para iniciar el primer torneo de la Liga Profesional. Los futbolistas no tendrán vacaciones en verano. La idea de los dirigentes es jugar desde enero a diciembre, con el nuevo calendario oficial alineado a las competencias de la Conmebol.

“Los tres objetivos imperantes de la nueva Liga Profesional serán potenciar el fútbol argentino con los ingresos de televisión, jerarquizar las plataformas de comunicación y reglamentar un Fair Play financiero más abarcativo, que contenga a los clubes“, indicó Malaspina.

El organismo que comandará Tinelli tendrá a su cargo, de manera exclusiva, todo lo relacionado a la explotación comercial, entre ellos los derechos audiovisuales locales que hoy poseen FOX Sports y TNT Sports. En este sentido, junto a Mario Pergolini el conductor ya había cerrado con las multinacionales para que tres encuentros por jornada sean transferidos al Estado.

Restaba acordar por los derechos de TV internacionales, cuya licitación quedó en un limbo tras la supresión de la Superliga. El 18% de los ingresos totales obtenidos por la Liga Profesional de Fútbol Argentino serán transferidos a la AFA para el sostenimiento de su estructura, conservando la Liga para sí el 82% restante.

Ascensos, en cancha. Pese a los reclamos de San Martín de Tucumán -que amenaza con recurrir al TAS luego de que la AFA decidiera anular los descensos en todas las categorías pero no así la continuidad de la lucha por el campeonato de la Primera Nacional-, el torneo se completará.

En diálogo con El Canciller, el presidente de Lanús, Nicolás Russo, opinó que el certamen se podría reanudar tal como estaba cuando fue suspendido: en ese caso, se jugarán las nueve fechas restantes, una final entre los dos ganadores de las Zonas y posteriormente un reducido para dirimir el segundo ascenso, al que clasificarán los primeros cuatro equipos de cada grupo.

La semana pasada, Deportivo Morón presentó un proyecto en las oficinas de Viamonte que abona esa teoría. La AFA había clausurado la chance al finalizar las temporadas, pero si el fútbol retorna en septiembre, daría marcha atrás con la decisión.

Te recomendamos leer

¿Trasladar todo el fútbol a provincias sin circulación del virus?

Matías Lammens consideró posible esa alternativa en un programa de América TV. “No lo descarto, no me parece una locura”, respondió el ministro de Deportes cuando le consultaron por una mudanza de la actividad a distritos como Catamarca y Formosa, donde la pandemia no hizo eco.

Desde el Ministerio aclararon ante El Canciller que la decisión dependerá exclusivamente de AFA y la única influencia que podría tener el Gobierno nacional sería para garantizar los protocolos sanitarios.

En este sentido, Malaspina confirmó que la Liga analizará ese camino, previo estudio de la situación en la Ciudad y el Gran Buenos Aires, los dos principales focos de contagio. Russo, por su parte, consideró imposible la implementación de ese modelo. “Ni loco veo a los planteles de primera trasladándose al interior. ¿Quién pone la plata para vuelos y hoteles? En Estados Unidos lo van a implementar, pero su situación es completamente distinta a la nuestra”, cerró.