Suspenden los metrodelegados el paro y evitan un nuevo caos en la Ciudad

El Canciller - Comentarios

Un día después de que los metrodelegados habían lanzado un paro de tres horas para mañana de 5.30 a 8.30, el gobierno de la ciudad los convocó para realizar una reunión y conformar una comisión que inspeccionará los vagones de la línea B sospechados de estar contaminados con asbesto. Los sindicalistas relativizaron el encuentro y denunciaron que aún no fueron contactados.

Ayer en un comunicado sostuvieron que “Desde la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro informamos que a lo largo de casi un mes hemos denunciado la presencia de asbesto en los trenes CAF 5000, que ya hemos hecho retirar de circulación, y la clara sospecha de su presencia en los trenes CAF 6000, solicitando que se conforme una comisión que revise dichas formaciones y eventualmente, reemplace las piezas correspondientes”.

Rápido de reflejos, el gobierno de la ciudad citó a los metrodelegados y evitaron la medida de fuerza. La reunión se realizará mañana a las 12. Los sindicalistas también les exigen las autoridades de la Subsecretaria de Trabajo, a SBASE y a Metrovías que envíe a los trabajadores que estuvieron en contacto con dichos trenes “a realizar los estudios médicos correspondientes”.

La polémica surgió cuando el GCBA compró 36 vagones que funcionaban en el Metro de Madrid. La propuesta de la administración de Larreta es conformar una comisión que evalúe y planifique las acciones a seguir.