Suspende Conmebol la Superfinal por las lluvias y revive la tensión con la Superliga por las fechas

El Canciller - Comentarios

La primera Superfinal de Copa Libertadores entre Boca y River que debía jugarse esta tarde tuvo que ser postergada para el domingo a las 16:00, a raíz de la gran cantidad de lluvia que cayó durante toda la jornada en Capital Federal, que dejó en malas condiciones el césped de La Bombonera.

La primera confirmación de la suspensión fue de Daniel Angelici, mientras que luego la Conmebol ratificó la decisión desde las redes sociales agregando que el encuentro fue reprogramado para el domingo a las 16:00.

A través de su cuenta de Twitter, el organismo que rige los destinos del fútbol continental, informó: “Por motivos de fuerza mayor el partido queda suspendido para mañana, domingo 11 de noviembre a las 16:00 horas”.

Según consignaron distintos medios locales, se pondrá una lona desde las 11:00 del domingo para preservar el estado del campo de juego de la Bombonera, debido a que está previsto que continúen las lluvias en las próximas horas.

Sin embargo, el problema se extendió, nuevamente, hacia la Superliga Argentina de Fútbol, que había programado la mayoría de sus encuentros (a excepción de Colón – Estudiantes de La Plata) para el domingo.

Por lo pronto, y aunque el pronóstico del clima indica que las lluvias persisitirán, los encuentros entre Huracán y Godoy Cruz, en Parque Patricios, y Vélez y San Lorenzo, en Liniers, ya fueron suspendidos ante la imposibilidad de coordinar los operativos de seguridad.

De esta forma, se terminó con una jornada repleta de especulación hasta último momento, en el que muchos hinchas se movilizaron hasta La Bombonera, ante la falta de información oficial.

Ambos planteles ni siquiera llegaron a salir de sus respectivas concentraciones, Boca en el hotel Intercontinental y River en el Monumental, donde eran acompañados también por hinchas que no podían asistir al encuentro.