Supermartes: enfrenta Caputo el mega vencimiento de Lebac bajo la mirada del FMI

El Canciller - Comentarios

Con los cuadernos de Oscar Centeno en el centro de la escena y la expecatativa por el inminente informe de inflación de junio, el Banco Central deberá afrontar otro Supermartes de vencimiento de Lebacs por $525 mil millones.

Bajo la atenta mirada de la misión del FMI enviada por Christine Lagarde para monitorear los avances -o retrocesos- económicos del país desde la acreditación de la primera cuota del préstamo de US$50 mil millones, Luis Caputo tiene un ambicioso objetivo para el mercado financiero: mitigar los efectos de la mala práxis de Federico Sturzenegger.

El nuevo y flamante Presidente del Banco Central de la Nación intentará reducir, al menos, en un 25% esos vencimientos que ensombrecen el panorama financiero.

El nuevo salto del dólar a casi $30 podría haber complicado el objetivo de Toto Caputo, pero aún así gestiona ante bancos internacionales unos US$5 mil millones, con el fin de limpiar del mercado letras por unos $140 mil millones.

Uno de los objetivos -además de reducir la inflación, suprimir el déficit fiscal, disminuir la pobreza y recuperar el crecimiento- del Fondo es desarmar de forma agresiva el inmenso stock de Lebac.

Es que durante la fallida gestión de Sturzenegger al frente del BCRA, las letras fueron impulsadas para contener la inflación, pero terminaron siendo un problema para el funcionamiento de la economía y la puerta de salida de la función pública para el economista.

El riesgo que afronta el Banco Central es que parte de las Lebac se vayan al dólar y provoquen una corrida aún mayor en la cotización de la moneda norteamericana, que se está apreciando en todo el mundo en el marco de una guerra comercial que tiene a Estados Unidos y China como protagonistas excluyentes.