Superfinal: designa Conmebol al polémico Roberto Tobar, un árbitro con antecedentes violentos

El Canciller - Comentarios

La inédita Superfinal de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors, que todavía no cuenta con fechas confirmadas, sí tiene árbitro designado: será el polémico Roberto Tobar, quien ya dirigió a ambos equipos en esta edición del certamen.

Será la tercera vez que el chileno impartirá justicia en La Bombonera en lo que va de 2018. Hace dos semanas, estuvo presente en el triunfo Xeneize ante Palmeiras por 2-0, duelo que ya había dirigido seis meses atrás, cuando el equipo brasileño se impuso por el mismo resultado ante Boca, en la fase de grupos.

Al conjunto de Marcelo Gallardo lo dirigió dos veces, y en ambas fue con victoria para el Millonario: en esta edición, por 1-0, ante Independiente Santa Fe -por la zona preliminar, en Colombia-, y el año pasado por 2-1, ante Emelec, en Ecuador.

Si bien el juez fue elegido como mejor árbitro de su país en 2013 y 2014, posee dos denuncias por incitación a la violencia. En la Copa Libertadores 2016, en un partido entre The Strongest y Sao Paulo, el futbolista boliviano Pablo Escobar lo acusó de haberlo invitado a pelear en el túnel.

Meses después, en el campeonato chileno, el jugador Mathías Riquero declaró haber sufrido la misma incitación por parte del árbitro en medio de un encuentro entre Deportes Iquique y Unión Española. “Después del segundo gol de ellos, me invita a pelear. Me dijo que afuera nos veíamos”, se quejó.