Supercopa, Libertadores y Mundial: Gago, al borde de quedar afuera de todo

El Canciller - Comentarios

El mediocampista de Boca Juniors, Fernando Gago, sufrió un desprendimiento de adherencias en el ligamento de la rodilla derecha, aquella que fue operada por una rotura de ligamentos cruzados en octubre de 2017. La ilusión que provocó ver a Pintita de vuelta en los entrenamientos con la esperanza de llegar a disputar la Copa Libertadores y jugar el Mundial de Rusia se desvaneció casi en su totalidad.

Durante el entrenamiento del martes, Gago debió retirarse de la práctica tras sufrir una molestia en su rodilla derecha, lo que encendió las alarmas en el mundo Boca. Luego de los correspondientes estudios, el diagnóstico del cinco Xeneize confirmó que su vuelta deberá retrasarse.

Gago se había lesionado en las Eliminatorias del Mundial de Rusia 2017, en el partido ante Perú. El volante había ingresado y en la primera pelota que tocó, apenas dos minutos luego de haber pisado el campo, sintió el tirón y gritó “¡Me rompí el cruzado!”. Fernando intentó seguir en el partido y reingresó, pero apenas podía moverse. La AFA informó que Gago había sufrido la ruptura del ligamento cruzado anterior y ligamento lateral interno de su rodilla derecha y se estimaba en seis meses su recuperación.

La recuperación de Gago estaba siendo realizada en tiempo récord. En febrero pasado, el volante comenzó a tocar la pelota. De hecho, Guillermo Barros Schelotto lo tenía en cuenta para que integre el banco de suplentes en la final de la Supercopa Argentina ante River, el 14 de marzo en Mendoza. También se esperaba que Pintita pudiera tener algunas apariciones en la Copa Libertadores.

La lesión de Gago también complica a Sampaoli, ya que es en la mitad de la cancha donde la Selección tiene más problemas. Catalogado por el revisionismo como “el mejor socio de Messi” y “el único que se la da redonda”, Pintita tenía muchas posibilidades de integrar la lista de 23 jugadores que viajarán a Rusia y, si bien esa chance no está descarada, parecen haber mermado debido a la dificultad de los plazos.