Suma Macri horas con Mariu para equilibrar una de sus semanas más difíciles

El Canciller - Comentarios

Mauricio Macri sabe que la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, es su “AS de Espadas” en Cambiemos. Su carta ganadora. Por eso, eligió mostrarse dos días consecutivos con la mandataria provincial en un comienzo de año crítico para el Gobierno, con escándalos de varios ministros, renuncias y los índices de inflación.

Ayer, el Presidente estuvo junto a Vidal al recibir a los familiares de la tragedia de Once, a seis años de un caso con condenados, pero sin detenidos (está preso el ex ministro de Transporte Ricardo Jaime, pero por otra causa). Allí, la comunicación oficial fue enviada con el Jefe de Estado junto a la gobernadora.

Hoy el acto fue en conjunto. Con motivo de la visita a las obras en la Autopista Buen Ayre, Macri llenó de elogios a Vidal en pleno discurso: “Siempre es una alegría trabajar con ella. La felicito y es siempre una alegría trabajar con ella”.

“Siempre es una alegría trabajar junto a la gobernadora Vidal”, dijo

De esta forma, uno de los planes de Durán Barba para levantar la imagen del primer mandatario, en un enero y febrero sacudido con escándalos para Cambiemos, parece ser acompañar a Vidal en sus diferentes actividades, una de las políticas con mejor recepción según las diversas encuestas.

La gobernadora bonaerense es una fija para las elecciones de 2019: se especula con su reelección en la Provincia de Buenos Aires o bien con su posible candidatura presidencial en Cambiemos. Todo depende de lo que defina la mesa chica en la Casa Rosada en los próximos meses.

En el acto realizado en Ituzaingó se encontraba también el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich.