Sorpresa: se pone al frente Lousteau del pedido de legalización de Uber en la Ciudad

El Canciller - Comentarios

A dos años y medio de su desembarco en la Argentina, la empresa Uber aún no está regulada en la ciudad de Buenos Aires. Después de su aprobación en la provincia de Mendoza, Martín Lousteau presentó su proyecto para debatir la legalización del funcionamiento del servicio en la Capital Federal.

El ex embajador argentino en los Estados Unidos presentó una iniciativa de exactamente 21 páginas que ya recibió el guiño de algunos legisladores, aunque, según pudo averiguar el Canciller, el kirchnerismo votaría en disidencia.

En este sentido, el proyecto de Evolución para la Ciudad de Buenos Aires propone establecer las normas que regulan a los prestadores del servicio y a quienes ejerzan su administración mediante plataformas o aplicaciones de vinculación.

“Transporte Privado de Pasajeros con Chofer” es el nombre que lleva el expediente elaborado por el legislador Marcelo Guouman y ordenado por Lousteau, quien coquetea con Cambiemos y no le cierra la puerta a una posible interna con el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta en la carrera hacia el 2019. En este caso, el exfuncionario kirchnerista se vistió de “modernizador” y presionó a su eventual rival en las urnas para legalizar Uber.

“Estamos atravesando una situación de absoluta irregularidad que perjudica a los consumidores por su falta de regulación y a los taxistas porque se ven perjudicados ante una competencia desleal”, argumentó Guouman.

Este medio accedió de manera exlusiva al proyecto, que propone algunos bocetos que ciruclaron en los últimos meses en la Legislatura.  Entre ellos, limitar el cupo de permisos que son intransferibles, restricción geográfica para la circulación, prohibición expresa del arrendamiento del vehículo y la inscripción en AFIP con su correspondiente pago actualizado.

La posible regulación de Uber en la Ciudad de Buenos Aires despertó un sinfín de críticas por parte de los taxistas, quienes hace un mes recibieron un revés de la Corte Suprema, que desestimó una denuncia para declarar que es delito manejar un auto de la empresa de origen holandesa.

El fallo del máximo tribunal no se expidió con respecto a la legalidad o ilegalidad de Uber o de sus conductores y se limitó a rechazar la apelación por la falta de la presentación de un escrito. Ahora, el propio Lousteau busca darle un marco legal a la situación de Uber en Capital Federal.


Las claves del proyecto:

  • Un límite al cupo de permisos intransferibles.

  • Limitación geográfica para la circulación.

  • Prohibición expresa del arrendamiento del vehículo.

  • La inscripción en AFIP con su correspondiente pago actualizado.

  • Además, se establece la incorporación progresiva de autos eléctricos y la creación del Fondo de Movilidad Sustentable compuesto por el 3% de cada viaje para destinarlo a mejorar el tránsito y el medio ambiente en la Ciudad.

  • Los choferes que brindan el servicio deberán ser propietarios de al menos el 50% del vehículo.

  • Los autos no podrán tener más de siete años de antigüedad para poder circular, tres menos que los taxis.

  • Tanto los choferes como las Administradoras de Plataformas son responsables solidarios por los daños que se ocasionen durante la prestación del servicio a los usuarios o a terceros en caso de un eventual siniestro.


El proyecto completo