La Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) llevó a cabo este jueves un paro desde su apertura, a las 6, hasta las 9. Al igual que el primer corte de servicio el martes de esta semana, también abarcó a todas las líneas –A, B, C, D, E y H– y el Premetro.

El objetivo de la medida era conseguir la apertura de una mesa de diálogo con el Gobierno porteño y la empresa concesionaria Emova para debatir sobre este pedido de la "reducción de la semana laboral para estar menos expuestos al asbesto".

"Frente a la falta de respuesta a la crisis sanitaria provocada por el asbesto en el subterráneo, los trabajadores realizaremos nuevas medidas de fuerza", anunciaron los metrodelegados.

Desde la AGSTyP remarcaron que la exposición al asbesto causó la muerte de tres empleados y afectó a otros 87, como así también a una pasajera. Además, aseguraron que “2.150 trabajadoras y trabajadores deben concurrir todos los años a vigilancia médica”.

El martes, una huelga en el mismo sentido detuvo por completo el servicio de subtes entre las 20 y el cierre del día.