Sin salud “integral” después de la semana 14: el Senado y el Ejecutivo acuerdan cambios para convencer indecisos y avanzar en la legalización del aborto

El Poder Ejecutivo busca que los seis senadores indefinidos se inclinen a favor del proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo sin necesidad de que vuelva a Diputados.
El Canciller - Comentarios

La senadora Norma Durango anunció que pedirán al Poder Ejecutivo que, si se aprueba la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, se modifique parcialmente el término “salud integral” en las causales de aborto más allá de la semana 14. Como la modificación se haría en la promulgación de la ley, el proyecto no deberá volver a Diputados.

Como presidenta de la Banca de la Mujer, Durango fue la primera oradora de la sesión por la legalización del aborto en el Senado y aclaró que este cambio fue consensuado con el Gobierno, desde donde confían que servirá para sumar más adhesiones ante el expectante escenario que ofrece la Cámara Alta.

El cambio se refiere a las causales legales para practicar un aborto después de la semana 14 de gestación, entre las cuales se encuentra el “riesgo para la salud integral” de la mujer, un término que fue criticado por el rionegrino Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro), por considerarlo “muy amplio”.

“Hemos promovido en consulta con el Poder Ejecutivo que al momento de la promulgación se observe parcialmente el proyecto, en caso de ser sancionado, a fin de dar prioridad al objetivo de mantener las causales de la interrupción legal del embarazo y quitar parcialmente la palabra integral”, afirmó Durango.