Sin miedo a Viviani, le gana Uber a los taxis en Uruguay y paga millones de dólares en impuestos

El Canciller - Comentarios

Tarde o temprano, Uber será legal en la Ciudad de Buenos Aires. La aplicación de transporte siempre gana sus batallas de la misma manera: entra a las ciudades por la ventana más pequeña y comienza a operar aunque los gremios de taxistas y los gobiernos intenten impedírselo. Luego, sus tarifas más bajas, el servicio transparente y la facilidad de uso de la app hacen el trabajo más simple: conseguir el apoyo de los usuarios.

El problema es que, una vez que la gente elige viajar a través de Uber, prohibir la aplicación no tiene sentido. Uruguay, siempre un paso adelante en este tipo de procesos, lo entendió hace dos años, cuando el gigante de la intermediación entre pasajeros y conductores desembarcó en Montevideo. Al día de hoy, el Gobierno recauda us$2,5 millones anuales de los impuestos de este tipo de aplicaciones (allí existen cuatro apps de este rubro) que tienen más conductores que los de los taxis (hay 3900 conductores de Uber y 3000 de taxis), según el artículo publicado en el diario uruguayo El Pais.

El gobierno uruguayo recauda us$2,5 millones anuales de los impuestos que pagan los choferes de Uber y otras aplicaciones similares

En el país vecino, la batalla asumió las mismas etapas que en Argentina: la empresa desembarcó de golpe, el Gobierno y los gremios de taxis intentaron frenarla y los usuarios la eligieron de todos modos, por lo que las autoridades optaron por regularizarla y aceptar que haya una libre competencia en el mercado de app's de transporte.

Para muchas personas, Uber soluciona los problemas que los titulares de los taxistas nunca se preocuparon en mirar. No sólo se explica el éxito de la aplicación en sus tarifas más baratas, el sistema de calificaciones de los conductores y la posibilidad de acceder a sus datos brindan seguridad en la Ciudad en donde el delito crece exponencialmente.

En Uruguay, las licencias de los taxis cayeron a la mitad de su valor en los últimos años. En este sentido, cabe destacar que las licencias son simplemente un permiso emitido por el Gobierno para limitar un servicio (en su momento, en los tiempos analógicos, surgieron para tener información de los choferes y brindar seguridad pero, al ser limitadas, empezaron a cotizar alto y venderse entre privados).

En los tiempos analógicos, surgieron para tener información de los choferes y brindar seguridad pero, al ser limitadas, empezaron a cotizar alto y venderse entre privados

Actualmente, muchos taxistas uruguayos se cambian a Uber para trabajar, aunque una gran cantidad de choferes tienen otro trabajo y los usan para ganar dinero extra durante unas pocas horas.