Sin los históricos, juega Scaloni su bala de plata ante Brasil para extender su estadía en la Selección

El Canciller - Comentarios

Lionel Scaloni quiere extender su estadía como Director Técnico en la Selección Argentina más allá de un interinato y alcanzar, al menos, la Copa América de 2019.

Por eso, ante la imposibilidad de asumir de los indiscutibles (Simeone, Pochettino y Gallardo), buscará ante Irak y Brasil, principalmente, mostrarle a los argentinos un equipo competitivo sin la ayuda de los históricos.

Tras el fracaso en el Mundial de Rusia 2018, Messi, Agüero, Higuaín, Di Maria y Banega se alejaron del seleccionado y le dieron paso a una nueva generación de jóvenes que siempre fueron resistidos por no jugar en los grandes de Europa.

Sin ellos, Giovanni Simeone, Rodrigo Battaglia, Exequiel Palacios, Pity Martínez, Santiago Ascacíbar y Germán Pezzella irrumpieron en una Selección Argentina que reclamaba caras nuevas hace mucho tiempo.

Y en la última convocatoria, Scaloni decidió dar la sorpresa citando a dos jugadores que venían pidiendo pista a fuerza de buenas actuaciones y goles: Roberto Pereyra, del Watford; y Rodrigo De Paul, del Udinese.

Con Armani en un nivel excepcional, defensores consolidados en sus equipos, un mediocampo joven y unos delanteros revulsivos, Scaloni jugará su última bala. ¿Logrará imponer su estilo por sobre Martino, Almirón o Pekerman?