Sin gobernadores: se desinfla la cumbre de Pichetto y entra el PJ dividido a un laberinto sin salida

El Canciller - Comentarios

Si llega a ir un gobernador, irá a “saludar”. La “contracumbre” contrarreloj que diseñó el senador peronista Miguel Ángel Pichetto no va demostrar la contundencia con la que se pensó en un principio: no contará con la presencia de los caciques que decidieron diferenciarse del kirchnerismo.

Si bien todavía quedan algunos dias, el #6A que diseñó el PJ federal no logra hacer pie para realizar una demostración de fuerza. De hecho, ni siquiera irá el más “presidenciable”, que es el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey.

“El vacío de los jefes provinciales es la forma de transmitir, sino el malestar, la incomodidad con Pichetto y su premura por convocar el encuentro y publicitarlo como contra-cumbre del #hay2019 que se hizo 16 y 17 de marzo en San Luis”, explicó Clarín. La ausencia de figuras de peso daña el armado que proyectó el rionegrino para sepultar al kirchnerismo.

En el listado de los que sí irán, además de Pichetto, están: el senador Pedro Guastavino, Omar Perotti, Carlos Caserio, Rodolfo Urtubey y, entre otros, Dalmacio Mera. Según detalla el diario, el masterplan es darle proyección al Bloque Justicialista aunque sin modificar, complicar o exponer en demasía a los gobernadores. Hay un principio pragmático en la visión de los caciques del PJ: deben garantizar su supervivencia de cara al 2019.

El PJ tiene planes para Urtubey: bajo la presión que ejerce un sector por la necesidad propia de prolongar su subsistencia política, despliegan la premisa es, “si se lanza antes antes, mejor”. La atomización del peronismo es un arma de doble filo y desde el entorno del salteño creen que oficializar la intención de ir tras el sillón de Balcarce 50 puede reacomodar y encolumnar a varios sectores.

La cumbre de Gualeguachú planea ser la plataforma en donde Urtubey pueda aterrizar para cimentar su sueño presidencial. El salteño, mientras tanto, acumula fotos y encuentros. “El apoyo de la fueguina Rosana Bertone, un guiño de Bordet y un apoyo, tibio pero apoyo al fin, del sanjuanino Sergio Uñac que, además, se autoexcluyó de la disputa por la candidatura presidencial del PJ en el 2019”, cuentan.