Sin extraordinarias: altera Marcos la agenda de Cambiemos en el Congreso

En conferencia de prensa, el jefe de Gabinete confirmó que el Presidente no decretará las sesiones de febrero. Las causas judiciales de Moyano y la visita de Francisco a Chile
El Canciller - Comentarios

En medio de versiones cruzadas sobre qué hará el Gobierno con la reforma laboral, el jefe de Gabinete Marcos Peña develó al menos el primer retroceso de la estrategia que implementó Cambiemos con el “reformismo permanente”: el Presidente Mauricio Macri decidió no llamar a sesiones extraordinarias.

En conferencia de prensa desde la Casa Rosada, el coordinador del equipo ministerial del oficialismo aseguró que “El Presidente va a trabajar a partir de su mensaje el 1 de marzo”.

Por otro lado, oficializó el recorte a la política, según sus propias palabras. “Vamos a anunciar en las próximas semanas una nueva organización de Ley de Ministerios que va a reducir un 20% de los cargos políticos.

Con agenda abierta, Peña brindó su primera conferencia del 2018. Allí abordó diversos temas: Moyano y la CGT, Pichetto y el PJ, las causas judiciales, la reforma laboral y la visita del Papa Francisco a Chile.

Consultado sobre si los sindicalistas que no apoyan la reforma laboral, Peña sostuvo que no consideran que ningun sindicalista “sea un escollo para el gobierno”. “Valoramos las muchas cuestiones que hemos podido trabajar en conjunto, creemos que hay una regla general. No vamos a trabajar en contra de ningún sector”, afirmó.

En cuanto a la CGT y su postura frente a la reforma laboral, el funcionario dijo que “si quieren pedir nuevas modificaciones, estamos abiertos a hacerlo. Para finalizar, se refirió al viaje del Papa Francisco a Chile: “No hay ningún condimento político para que no venga al país. El evaluará cuando es el mejor momento y queremos evitar llevar este tema al terreno político. Lo esperamos con los brazos abiertos”, enfatizó el funcionario.