Sin chances de lograr el desafuero, arruina Bonadio el brindis de Cristina con el secuestro de 33 cuadros

El Canciller - Comentarios

En las últimas horas del jueves, el juez federal Claudio Bonadío ordenó un procedimiento judicial en el departamento de la senadora Cristina Fernández de Kichner ubicado en Recoleta.

Según las informaciones periodísticas, la Justicia solicitó que se retiren y realice un inventario de casi 33 obras de arte pertenecientes a la ex presidenta, procesada por los Cuadernos de las Coimas, entre otras causas.

Bajo la atenta mirada de los vecinos, varios integrantes de la Policía Federal se llevaron valiosos cuadros y obras de arte. No se trató de un allanamiento, sino de una entrega espontanea del material. Quien los entregó fue el secretario de la líder de Unidad Ciudadana.

El procedimiento se da dos días después de la declaración de Juan Manuel Campillo, ex secretario de Hacienda de la provincia de Santa Cruz (cargo al que llegó de la mano de Néstor Kirchner y del que renunció en 2009), quien pidió acogerse a la figura de arrepentido en la causa de los Cuadernos.

Días atrás, el senador nacional Miguel Ángel Pichetto, jefe del interbloque Argentina Federal en la Cámara Alta, volvió a rechazar de plano el desafuero de Cristina, luego del fallo de la Cámara Federal que confirmó su procesamiento con prisión preventiva por considerarla jefa de una asociación ilícita.

“Creemos que el procesamiento es válido, pero no vemos la necesidad de la prisión preventiva. En este caso no hay riesgo de fuga ni ella ocupa un puesto importante en el país que pueda entorpecer la causa. No apoyaremos el desafuero”, había explicado Pichetto.

En este sentido, agregó que esta postura “es la posición histórica del Senado, una línea que se mantuvo siempre ratificada en términos jurídicos”.