Sica, Dujovne y Stanley: los ministros empoderados que deberán afrontar la parte más dura de la crisis

El Canciller - Comentarios

Nicolás Dujovne, Dante Sica y Carolina Stanley se sentaron este mediodía ante los periodistas que los esperaban en la Quinta de Olivos con una certeza y una duda. La certeza: tenían para anunciar un paquete de medidas concretas para morigerar el impacto de la crisis económica en los sectores más vulnerables de la sociedad. La duda: las preguntas que iban a tener que responder.

Cada uno tuvo una función específica de acuerdo al área que ocupa. Del plan anunciado hoy, el ministro de Hacienda se centró en los acuerdos de precios, la ministra de Salud y Desarrollo Social explicó los descuentos en medicamentos, los créditos para conexiones de gas y el nuevo llamado del plan ProCreAr, y el ministro de Producción y Trabajo se explayó sobre las medidas de apoyo a las pymes y comercios.

El primero en tomar la palabra fue Dujovne, una suerte de coordinador general de la batería de anuncios que había adelantado minutos antes, en un atípico video, el presidente Mauricio Macri.

“Estamos convencidos de que vamos a ganar la batalla contra la inflación”, enfatizó el funcionario, que vaticinó que el incremento del IPC de abril será menor al de marzo: “Estos dos meses, marzo y abril, tienen números de inflación anormalmente altos por la inestabilidad cambiaria, que empieza a quedar en el pasado”.

El ministro se mostró confiado en que el acuerdo de precios alcanzado con supermercados y otros comercios minoristas de venta de alimentos se cumpla porque fue sellado “entre caballeros”. Fue en medio de rumores de posibles aumentos de entre el 10% y el 15% en los precios antes de que el pacto entre en vigencia.

También, a sabiendas de que el congelamiento de tarifas de servicios solo será aplicable -a priori- a los ítems nacionales, instó a las provincias a comprometerse con el paquete de medidas y contribuir a controlar que se cumpla: “Es un programa para todos los argentinos. Es muy importante que las provincias se sumen a este esfuerzo, no todo depende de nosotros”.

Stanley, por su parte, destacó la obligación de acompañar el esfuerzo de los argentinos y remarcó que lo anunciado hoy es una forma de llevar “alivio” a las economías familiares. “La inflación es mucho más que un número, para una familia significa saber si va a poder comprar los mismos productos”, explicó.

También fue la encargada de transmitir la confianza que el presidente tiene en ellos tres. “El presidente está representado acá en nosotros”, le respondió la ministra a una periodista que preguntó por qué Macri no estaba en la conferencia. “Hizo el anuncio de las medidas importantes y ahora estamos nosotros tres para responder las preguntas concretas”, agregó.

La ministra de Salud y Desarrollo Social tendrá a su cargo la implementación de medidas que apuntan a resolver algunas problemáticas de fondo, como el relanzamiento del programa de créditos de Anses (los jubilados podrán pedir hasta $200.000 y los beneficiarios de la AUH y Asignaciones Familiares hasta a $12.000 pesos por hijo), los préstamos para instalar conexiones de gas en 60 cuotas o la nueva oferta de créditos ProCreAr para 10.000 nuevas familias.

Además, los 18 millones de beneficiarios de Anses contarán con una red de descuentos de entre el 10% y el 25% en supermercados, negocios de ropa, iluminación, electrodomésticos, viajes y turismo, línea blanca y materiales para la construcción.

Sica, que en los últimos días debió afrontar fuertes tensiones internas y hasta amenazó con renunciar, fue el encargado de dar los detalles sobre los controles que hará el Ejecutivo a través del DNU de Lealtad Comercial.

“Podremos aumentar los controles y poder sancionatorio”, señaló, y adelantó que los 60 productos de Precios Cuidados que acordaron con los supermercadistas estarán mejor señalizados y se garantizará su abastecimiento.

Además, explicó que se llegó a un acuerdo con frigoríficos exportadores para que se garantice un stock de cuadrada, matambre y asado a $149, que estará en las góndolas hacia finales de este mes. “Buscamos que el abastecimiento de los alimentos sea fluido y no haya problemas”.