Senado: busca Cambiemos cumplir con Bonadio y sueña con las fotos de los allanamientos a Cristina

El Canciller - Comentarios

Después del traspié de la semana anterior, el Senado consiguió quórum para tratar los allanamientos a las propiedades de la expresidenta Cristina Fernández de Kichner en el marco de la causa de los cuadernos.

En una sesión que promete con durar hasta la noche, el oficialismo consiguió el guiño del PJ colaboracionista para allanar el camino y cumplir con el pedido del juez Claudio Bonadio en la causa que revela una estructura de corrupción en la que está involucrada la ex mandataria.

Lejos de evitar el centro de escena, Cristina llegó minutos antes de que comenzará el debate e incluso ayer publicó un comunicado con chicanas al magistrado a cargo de la causa y aceptando los allanamientos. Además, tendrá su momento para hacer su descargo, lo que anticipa una guerra discursiva en la Cámara alta.

Bonadio espera que el Senado autorice los allanamientos a tres propiedades de Cristina

Bonadio solicitó que se autoricen allanamientos a tres domicilios: el de Recoleta, ubicado en Juncal 1306, el de Río Gallegos en la calle Mascarello 441, y el de El Calafate en la calle Padre de Agostini y Los Tehuelches. La decisión debe pasar por el Senado porque así lo dispone la Ley de Fueros (25.320), que protege a los senadores de ir a prisión y de que allanen sus viviendas.

Se discutirá también la ley de extinción de dominio para recuperar los bienes de la corrupción. Aunque en la orden del día aparece primero la situación judicial de la ex presidente, quien en una nota presentada en Labor Parlamentaria intentó poner condiciones a la Justicia.

Aunque varios del PJ no quieran acompañar la medida -lo demostraron la semana pasada cuando no aportaron al quórum-, el propio Pichetto justificó su voto favorable diciendo que “es una medida de prueba que no define ningún rango de responsabilidad”.

Por su parte, lógicamente, el Frente para la Victoria cerrará filas para defender a Cristina Kirchner y votarán todos en contra. En sus discursos, seguramente habrá repudios contra Bonadio y acusaciones de persecución judicial.