Seis meses: los familiares del ARA San Juan, entre el desamparo y la angustia

Se cumple medio año de la desaparición del submarino y del día que a los familiares de los 44 tripulantes se les paralizó la vida.
El Canciller - Comentarios

“A seis meses de la última comunicación convocamos a todo el pueblo argentino para pedir que sigan buscando a los 44 del ARA San Juan“. Un afiche con estas palabras circula desde hace varios días por las redes sociales. El mensaje lo emiten los familiares, los olvidados de este conflicto.

Hace medio año que sus vidas están frenadas. Seis meses de ese 15 de noviembre en donde la Armada los llamó para informarles que no podían comunicarse con la nave que llevaba a sus seres queridos. 180 días de incertidumbre, desesperación y tristeza.

En estas casi 200 jornadas que la mayoría de los familiares viven en el Hotel Tierra del Fuego, un hospedaje solamente abierto para ellos en donde duermen, se bañan, comen las cuatro comidas y esperan. Todos los días esperan. Caminan hasta la Base Naval Mar del Plata y escuchan el parte diario ansiando que haya una sorpresa, una noticia que muestre un avance, algo que les devuelva la esperanza de volver a verlos.

La espera se hizo más larga de lo que podían esperar. La búsqueda primero fue noticia a nivel internacional, luego nacional y ahora local. De a poco, el mundo sigue girando y ellos siguen frenados seis meses atrás.

Su pedido es preciso y contundente, conocen cómo se fue achicando la búsqueda y piden responsabilidad al Estado. En estos momentos, exigen que se aceleren los tiempos del proceso de licitación para que una empresa privada refuerce el operativo de búsqueda subacuática. Hay nueve empresas interesadas en hacerse cargo de la tarea y en próximas semanas, el Gobierno deberá definir cuál es la elegida.

“Si hay culpables, que paguen. Queremos llegar a la verdad””, dice María Victoria Morales, madre del tripulante Luis Esteban García.

180 días de incertidumbre, desesperación y tristeza.

En los últimos días, les ofrecieron a los familiares comenzar los trámites del seguro de vida. Muchos se niegan porque dicen que sería asumir que los 44 tripulantes fallecieron. Son desaparecidos.

El Senado, para continuar la investigación, llamó a prestar declaraciones al ex jefe de la Armada, Marcelo Srur. También está convocado Eduardo Bacchi, ex inspector general de la fuerza. Srur era el titular a cargo cuando desapareció el submarino, pero fue relevado un mes después por pedido del presidente Mauricio Macri y el ministro de Defensa, Oscar Aguad.

“El submarino no estaba en condiciones de navegar”, le explicó a la jueza de Caleta Olivia, Marta Yañez.