Sedentarismo: la fórmula ideal para evitarlo

El Canciller - Comentarios

Para dar un giro de timón y evitar el sedentarismo, lo recomendable para un adulto es que realice al menos 30 minutos de ejercicio moderado cinco veces a la semana. Dentro del gimnasio podemos combinar el ejercicio aeróbico (bicicleta fija, cinta o elíptico) con la musculación, sin la necesidad de tener que salir a correr solamente durante ese tiempo.

La actividad regular tiene muchos beneficios físicos y mentales; toma nota y busca el gimnasio más cercano para ¡empezar con la vida sana!

Corazón saludable

Es sabido que realizar actividad física estimula el bombeo del corazón, así el trabajo sistemático hará que con menos esfuerzo se bombee muchas más sangre a los lugares donde se requiere. También disminuye la presión arterial y de esta forma disminuye el colesterol y los triglicéridos. Con el trabajo diario disminuyen también los riesgos de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Control del peso

Por lo general en cada sesión de entrenamiento se gastan 500 calorías, siempre teniendo en cuenta que el trabajo es aeróbico y para bajar 1kg de grasa se deben gastar 7000 calorías. Por lo que en un mes, con un buen entrenamiento y la alimentación adecuada se pueden bajar 2kg.

Para aquellas personas con sobrepeso u obesas, es posible que comenzar a bajar de peso reduzca la posibilidad de desarrollar enfermedades riesgosas. Realizar cambios en la alimentación también ayuda en el descenso de peso. Comer más variado, incorporando frutas y verduras, son tips alimenticios que deben aparecer en las dietas. Además de evitar las grasas.

Más beneficios para la salud

El ejercicio regular, puede bajar el riesgo a contraer síndrome metabólico, diabetes y algunos tipos de cáncer como el de mama y de colón. Por lo general se trata de combinar ejercicios aeróbicos y de fuerza para ayudar a que el sostén del cuerpo este fuerte y flexible: vital a medida que envejecemos.

Salud mental

Siempre se destaca la función social y asistir al gimnasio no es la excepción; estar en contacto con otras personas que realizan actividad física nos predispone de otra forma. Ejercitarnos todos los días hará que descasemos mejor y así tener más energía y mejor humor. Está comprobado que el ejercicio regular ayuda en el tratamiento de la depresión.


Se acercan los días más cálidos, es momento de comenzar en forma gradual y a paso firme. Recordá que el tiempo y dinero que inviertas en actividad física, siempre arroja el mismo resultado, ganancia. ¡Que no decaiga!