“Se tiene que apurar el debate, más de un millón de argentinos esperan alivio fiscal” y “con $56 mil sos pobre y con $72 mil pagás Ganancias”: cinco definiciones de Massa sobre el proyecto de ley

El Canciller - Comentarios

El proyecto de ley que reforma las escalas del impuesto a las Ganancias será tratado en las sesiones extraordinarias. El oficialismo busca que Diputados lo sancione en los primeros días de marzo. La propuesta del presidente de la Cámara, Sergio Massa, prevé eximir del gravamen a las personas que ganen menos de $150 mil.

“Se van a buscar todos los consensos con los gremios, la Afip, el Ministerio de Economía y la oposición para en los próximos días lograr la rebaja del impuesto a las Ganancias”, explicó Massa. De aprobarse el proyecto, el 63,4% de los contribuyentes que actualmente lo pagan en todo el país se beneficiarán.

Ante el gran número de beneficiados, Massa hizo hincapié en que “se debe apurar el debate”. Dado que “más de un millón de argentinos esperan por el alivio fiscal que representa la medida”. La misma es apoyada no solo por el oficialismo, si no también por el mayor bloque opositor: Juntos por el Cambio.

Aparte de los bloques parlamentarios, el sindicalismo celebra la propuesta, a días de cerrar el acuerdo de salarios.

Para el presidente de la Cámara baja es fundamental “resolver de la mejor manera esta medida”, para luego tratar las demás situaciones que “esperan otros sectores respecto de un sistema tributario más justo”.

La Cámara de Diputados en pleno. Foto NA: Maxi Vernazza
Te recomendamos leer

Además, Massa aclaró que es “absurda la regresividad del sistema de impuestos” actual, ya que “con $56 mil se es pobre y con $72 mil se paga Ganancias”.  Sobre este punto, el líder del Frente Renovador aclaró que se debe “corregir la distorsión que se produjo entre el 2016 y el 2019 y que llevó a que hoy paguen el doble de los trabajadores que en 2015 un impuesto por trabajar”.

La propuesta que prevé la modificación del gravamen tiene por objetivo potenciar el mercado interno. Esto va en línea con quiénes son los principales beneficiarios -trabajadores y jubilados- que utilizan la mayor parte de sus ingresos para consumir.