Se suma Buzzi al “club de los $26”, pide una devaluación y anticipa una inflación del 30%

El Canciller - Comentarios

Las declaraciones de Cristiano Rattazzi cayeron como un baldazo de agua fría en el Gobierno. El presidente de FIAT Argentina lanzó la polémica en la peor semana del Gobierno y pidió, sin tapujos, un dólar a $26.

En la Casa Rosada tomaron sus dichos como una provocación en medio de la tensión que sufre a economía y después de la decisión del Ejecutivo de pedir un rescate al Fondo Monetario Internacional. “Ese sería el precio ideal para el dólar”, insistía el empresario que suele pedir ajustes cambiarios con frecuencia.

Rattazzi no se quedó solo en su reclamo. El ex presidente de la Federación Agraria Argentina se sumó al pedido de una devaluación y estableció su número ideal para la divisa norteamericana: “No estaría mal un dólar a $26”. “El dólar alto es una buena noticia para los productores de productos de exportación y perjudica a los de la economía regional”, añadió.

En el programa Crónica Anunciada por FM La Patriada, el dirigente agropecuario, además de sugerir una devaluación en el peor momento del Gobierno y en medio de la presión financiera, anticipó: “Es imposible que la inflación sea menos del 30%”. Es decir, duplicó la meta oficial del 15%.

Hace tiempo que Eduardo Buzzi no estaba en la primera plana, pero lejos de bancar a Cambiemos, reveló sus diferencias y alertó por el supermartes de Lebacs (los títulos que vende el Banco Central): “Estamos preocupados por lo que pueda pasar mañana”.

El panorama no es el mejor, pero la solución que encuentran algunos empresarios, como Rattazzi o Buzzi, no ayuda para nada a superar una crisis cambiaria. ¿Por qué? Según los especialistas, una abrupta devaluación es el peor escenario posible, ya que eso trasladaría casi automáticamente a un aumento de precios en todas las áreas.

“El gobierno pone gente del sector como ministro (Luis Miguel Etchevehere), abren las puertas a los productores agropecuarios, pero hay molestias. Este es un escenario de zozobra”, lanzó Buzzi.

“Esta semana es clave para saber a dónde carajo se va a ir el dólar”, insistió, mientras rechazó el pedido de Elisa Carrió al campo: “No es que estamos sentados sobre la soja, se perdieron 7 mil millones de dólares por la sequía”.

Buzzi, entonces, reapareció con críticas moderadas pero con un polémico mensaje sobre la mesa en una semana decisiva para el Gobierno. El club de los $26 Rattazzi ya empezó a sumar a sus primeros socios.