Se refugia el Gobierno en los falsos testimonios del caso Maldonado a un día de las elecciones

El ministro de Justicia habló después de conocer los resultados de las primeras pericias del cuerpo que indican que no se encontraron lesiones sobre le cuerpo
El Canciller - Comentarios

Germán Garavano, el ministro de Justicia, habló hoy de las primeras certezas sobre el caso de Santiago Maldonado. Después de que el juez, Gustavo Lleral, informe anoche que –en la pericia preliminar del cadáver- “no se encontraron lesiones sobre el cuerpo”, varias fueron las hipótesis barajadas que quedaron expuestas como dudosas.

“El hecho de que no haya lesiones visibles desmiente muchos de los testimonios que vimos televisivamente”, dijo Garavano

“El hecho de que no haya lesiones visibles desmiente muchos de los testimonios”, expresó el ministro sobre las versiones que circularon durante los casi 80 días de desaparición de Santiago. La información brindada por Lleral “es un dato que abre otras hipótesis y desmiente muchos de los testimonios que vimos televisivamente”, aseguró Garavano. 
Más allá de admitir que las claves van a darse en las próximas semanas, el ministro hizo hincapié en “lo mal que le hace a la República mentirle a un juez” y “desviar la investigación y perder tiempo”.

“Lo mal que le hace a la República mentirle a un juez y desviar la investigación”, expresó el ministro

Vuelven a reflotar, así, las versiones en las que Santiago había sido visto en otras provincias, había pasado a la clandestinidad como “sacrificio”, había sido herido por la propia RAM y demás.

Evaristo Jones

El puestero de la estancia Benetton, dijo que se había defendido a cuchillazos de un ataque de la RAM el 15 de agosto. Los medios barajaron la hipótesis de que Santiago pudiera haber sido herido durante el enfrentamiento. “Quiero que se resuelta cuanto antes si la mancha de sangre que quedó en mi camisa es o no la de Santiago Maldonado”, expresó Jones antes de que el ADN diera negativo.

Matías Santana

Estuvo presente en la represión de la Ruta 40, afirmó haber visto a tres efectivos golpeando un bulto negro con campera celeste, tal como estaba vestido aquel día Santiago Maldonado.