Se rebela Mestre ante Peña en Córdoba y encarna en soledad los reclamos del radicalismo

El Canciller - Comentarios

Faltan cuatro meses para la elección en la provincia de Córdoba y el Gobierno todavía no tiene clara la estrategia en el distrito, en medio de la interna de la UCR local. El intendente de la capital cordobesa, Ramón Mestre, ratificó su precandidatura y volvió a lanzar críticas al PRO por la falta de participación que tiene la UCR en la toma de decisiones.

Mestre no quiere bajar su postulación y eso podría forzar una interna con el jefe del interbloque de diputados nacionales de Cambiemos, Mario Negri, que ya cerró una alianza con el macrista Héctor Baldassi para ir juntos en una fórmula.

La Casa Rosada espera tener un candidato único en la provincia este año, para intentar desplazar al peronismo encabezado por el gobernador Juan Schiaretti y quedarse con el control de un distrito clave a nivel nacional.

Mestre amenaza esa idea y cuestiona que la administración nacional se meta en la interna de la UCR cordobesa. Además, rechaza la idea del jefe de Gabinete, Marcos Peña, de definir la interna a favor de quien esté mejor posicionado en las encuestas.

Córdoba no tiene primarias, pero Mestre impulsa una interna de Cambiemos para dirimir al postulante de cara a los comicios de mayo próximo.

“Va a ser importante trabajar en la unidad y tratar de lograr la candidatura por el consenso, pero si no es posible, está prevista en la Justicia la realización de una interna de Cambiemos el 17 de marzo”, resaltó el intendente cordobés en una entrevista con el portal Letra P.

“Hoy lo que se está dando es una situación en la que la coalición Cambiemos no funciona como debería funcionar en virtud de que el radicalismo, a la hora de definir los grandes trazos del Gobierno, no participa para discutir distintos temas. Creemos que es necesario encontrar espacios para discutir esos temas. Entendemos que el Gobierno lo debe llevar de manera amplia y con mucha sensibilidad social”, evaluó Mestre.