Se inmola Carrió por Stornelli y abre una grieta: denuncia que parte del Gobierno busca sacarlo

El Canciller - Comentarios

Elisa Carrió decidió inmolarse por Carlos Stornelli. En medio del escándalo que desató la detención del falso abogado Marcelo D’Alessio, acusado de formar parte de una organización paraestatal dedicada a la extorsión, la diputada hizo hoy una férrea defensa del fiscal, que está siendo investigado por el juez Alejo Ramos Padilla por haber participado de esa red.

Según explicó en Canal 13, su decisión de respalda abiertamente al fiscal, a pesar de que hay numerosas pruebas que lo involucran con D’Alessio, tiene que ver con la causa de los cuadernos, que se encuentra actualmente bajo su investigación y de la que buscarían apartarlo no solo el kirchnerismo sino también integrantes del Gobierno nacional vinculados a empresarios que figuran en las anotaciones del exchofer de Roberto Baratta, Oscar Centeno.

“No me cierra que nadie defienda a Stornelli”, se quejó Carrió, que aseguró que hay empresarios que buscan separar al fiscal porque quieren lo que denominó la “gran barata”, que es ser aceptados como arrepentidos y conseguir quedar en libertad. “Puede haber sectores del Gobierno ligados a empresarios que estén buscando esta salida”, denunció.

En su columna de hoy en La Nación, Carlos Pagni aseguró que la diputada es una de las víctimas del sistema de espionaje paraestatal que integraba D’Alessio. Sin embargo, Ramos Padilla mostró conversaciones del falso abogado con una de las personas más cercanas a Carrió, la diputada Paula Oliveto.

Arribas, Majdalani y Angelici: los nombres propios dentro de la olla que quiere destapar Ramos Padilla

Carrió se despegó de esa acusación, al admitir que se reunió con D’Alessio pero que nunca le creyó, aunque por las dudas le pidió a Oliveto que se encargara. Hoy, el Frente para la Victoria-PJ pidió la expulsión de ambas de la Cámara de Diputados por la “inhabilidad moral” que supone haberse valido de la información brindada por el detenido.

“Surge en el expediente que ambas diputadas habrían estado, al menos, en conocimiento de las actividades de inteligencia ilegal realizadas por una organización paraestatal, pudiendo haber hecho uso de dicha ‘información’ o participado de dicha actividad”, señalaron los diputados kirchneristas, encabezados por Agustín Rossi y Leopoldo Moreau, a quienes hoy Carrió calificó de “horribles machos”.