Se diferencia la Juventud Radical del respaldo de la UCR a Marino por la denuncia de abuso sexual

El Canciller - Comentarios

Tras conocerse la denuncia que realizó Claudia Guebel contra el senador nacional de la Unión Cívica Radical, Juan Carlos Marino, por abuso sexual, la Juventud Radical respaldó hoy el testimonio y se diferenció de la postura del partido.

La presidenta de Juventud Radical, Luciana Rached, sostuvo que si bien el legislador “ya tiene una condena social”, la agrupación está pidiendo “que se aceleren los tiempos” de la investigación interna del partido y de la judicial.

Tras la acusación contra el legislador pampeano, el radicalismo había salido a respaldarlo y pidió dejar actuar a la Justicia y no “prejuzgar”. En esta línea, Federico Pinedo recalcó: “El senador Marino dice que eso no es verdad, que se va a poner a disposición de la Justicia y que va declinar sus fueros”.

En diálogo con FM La Patriada, la dirigente santiagueña señaló que la UCR decidirá luego “si se lo expulsa, si se le pide la renuncia o qué”, aunque se quejó de que “todo esto termina siendo muy burocrático para los tiempos de la mujer”.

Un legislador puede ser investigado, procesado y hasta condenado, pero sólo en caso de que el Poder Judicial solicite que sea apresado debe recibir la autorización de la Cámara a la que pertenece, mediante una votación en la que se le quiten los fueros.

En este sentido, Rached puso en duda que el Poder Judicial “esté preparado para tratar estas denuncias” y dejó en claro que todavía existen “prejuicios y estigmas de qué significa el abuso”.