Se corta solo Bolsonaro y desactiva la ilusión del acuerdo Mercosur-UE que busca Macri

El Canciller - Comentarios

Mientras en Buenos Aires el presidente Mauricio Macri intenta sin éxito acercar posiciones para un acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea en el marco del G20, el mandatario electo de Brasil, Jair Bolsonaro, recibió ayer a John Bolton, asesor de seguridad nacional de la Presidencia de Estados Unidos y hombre de máxima confianza de Donald Trump, que llamó a construir una “asociación activa con Brasil” con independencia de los planes del bloque regional.

Bolton hizo una escala en Rio de Janeiro antes de llegar a la capital argentina para participar de la cumbre de líderes mundiales y se mostró sonriente con Bolsonaro, a quien le recordó la invitación que le hizo Trump para que lo visite en Washington y debatir sobre una mayor cooperación entre ambos países.

“Disfrutamos de una amplia y productiva discusión con el presidente electo de Brasil y con su equipo de seguridad”, celebró Bolton en su cuenta de Twitter, donde además remarcó que espera construir una “sociedad dinámica” con Brasil.

El futuro presidente brasileño también usó esa red social para destacar la “muy productiva y grata reunión” que mantuvo con el asesor en seguridad de Trump junto a algunos miembros de su futuro gabinete: estuvieron presentes quienes serán los ministros de Defensa, Fernando Azevedo e Silva, Relaciones Exteriores, Ernesto Araújo, y el jefe del Gabinete de Seguridad Institucional, el general Augusto Heleno Ribeiro.

El acercamiento entre Estados Unidos y Brasil por fuera de los planes del Mercosur es una señal de alarma para Europa y desactiva la ilusión de Macri de llegar a un acuerdo entre ambos bloques. De hecho, ayer el francés Emmanuel Macron adelantó que esa posibilidad todavía “está lejos”. En términos más sencillos: si a Bolsonaro no le interesa el Mercosur, a la Unión Europea tampoco.