El video se viralizó horas después de que una pasajera lograra capturarlo. Aún existe un gran revuelo sobre el operativo de Gendarmería en la Ciudad de Córdoba. ¿Qué ocurrió? Efectivos de la fuerza subieron a la línea 22 de colectivos y solicitaron a los pasajeros que exhibieran sus documentos y abrieran bolsos, mochilas y carteras.

¿Cuál es el límite de una requisa? ¿Qué requisitos previos tienen que cumplir las fuerzas de seguridad para poder revisarme sin mi consentimiento?  En primer lugar, la ley que menciona el Gendarme en el video es la que regula las funciones de la Gendarmería Nacional. O sea que básicamente lo que el Gendarme dice cuando contesta "(…) la normativa 19.349 (…)” es "estoy haciendo mi trabajo”.

Sin embargo, una serie de inconsistencias enmarcan lo que vivieron decenas de personas que estaban en el transporte público. El art. 18 y 19 de la Constitución Nacional (entre otras cosas) reconocen un espacio de privacidad que tenemos las personas y en donde nadie puede meterse sin nuestro permiso o la orden de un juez. Este espacio de intimidad abarca nuestra correspondencia (cartas, mail, WhatsApp, Tinder, etc.), casa, auto, mochila, papeles privados, etc.

La ley 19.349 no dice en ningún lugar que el gendarme está autorizado a violar este espacio íntimo sin autorización o la orden de un juez. Es más, en su art. 11 prevé que el actuar del gendarme debe ajustarse siempre a los procedimientos que fijan las leyes y los reglamentos.

La única excepción que tienen las fuerzas de seguridad para revisar a alguien sin permiso judicial es si tienen motivos suficientes para presumir que se está cometiendo un delito y no haya tiempo para conseguir la autorización del juez. Pero estos motivos nunca pueden ser excusas como que la persona esté nerviosa, que se niegue al registro o su forma de vestir o hablar. 

¿Pero qué sucede en casos en los que la fuerza de seguridad hace el registro sin orden ni permiso? ¿cuáles son las consecuencias? Si se viola la privacidad de una persona sin razón ni autorización, la revisión va a ser ilegal, y aunque se encuentre algo (armas, drogas, etc.), lo descubierto no va a servir en su contra como prueba de un delito. 

No trascendió aún si el registro fue con orden judicial o no, pero cualquiera en ese colectivo podría haberla solicitado antes de mostrarle sus pertenencias a la gendarmería.