Schiaretti, en Casa Rosada: primer almuerzo, deuda provincial y agenda conjunta con Nación

El ministro del Interior agasajó al gobernador cordobés, que aseguró que pagará la deuda provincial.
El Canciller - Comentarios

En el marco de las reuniones del Ejecutivo nacional con los gobernadores, Eduardo Wado De Pedro recibió este mediodía a Juan Schiaretti en la Casa Rosada. No fue un encuentro más: se trató del primer almuerzo con el que el ministro del Interior agasajó a un mandatario provincial. Sin definiciones concretas, hicieron un repaso de la agenda bilateral entre Córdoba y Nación.

Desde el entorno de Schiaretti sostuvieron ante El Canciller que su objetivo será “tener la mejor relación institucional posible y trabajar para los intereses de la provincia”. A lo largo de una hora y media, conversaron en el despacho de De Pedro sobre la agenda del Congreso nacional y la situación del sector automotriz en el distrito, entre otros temas.

schiaretti casa rosada

Ambos resolvieron avanzar, en distintos encuentros y junto a los ministros de cada área, con los diversos temas de agenda en los próximos días y semanas.

Según indicaron fuentes presentes, el gobernador cordobés afirmó que pagará la deuda que contrajo su distrito, el mismo día en que Axel Kicillof anunció un reperfilamiento del pasivo de la provincia de Buenos Aires. Al salir de Casa Rosada, calificó a la reunión como “buena y cordial”.

En su primer mes en el cargo, De Pedro mantuvo su primer contacto con varios de los jefes provinciales. En las últimas semanas, recibió personalmente a Mariano Arcioni (Chubut), Gerardo Morales (Jujuy), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Ricardo Quintela (La Rioja), Gustavo Melella (Tierra del Fuego), Sergio Ziliotto (La Pampa) y Jorge Capitanich (Chaco).

Te recomendamos leer

La semana pasada, en el encuentro con Horacio Rodríguez Larreta, el ministro del Interior le confirmó al jefe de Gobierno porteño el recorte de fondos de la coparticipación nacional para la Ciudad de Buenos Aires, bajo la premisa de ayudar solamente a las provincias que tengan números rojos para afrontar sus compromisos.