Santa Fe, Mendoza, Provincia y la Ciudad: el futuro de las clases en las zonas con más casos

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, se reunió con sus pares de zonas en alerta epidemiológica.
El Canciller - Comentarios

Esta tarde, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, recibió virtualmente a sus pares de Santa Fe, Mendoza, Buenos Aires y la Ciudad. Fue, según sus propias palabras, para analizar “estrategias de continuidad pedagógica”. Es que las provincias mencionadas tienen distritos en alerta epidemiológica y, de acuerdo al último decreto presidencial, deberían suspender las clases presenciales. Sin embargo, en un claro jaqueo al poder del ministro, no todos acatan la medida.

Se conectaron al cónclave la directora general de Educación bonaerense, Agustina Vila; el director general de Escuelas de Mendoza, José Thomas; y las ministras de Educación de Santa Fe y CABA, Adriana Cantero y Soledad Acuña. Cada uno lidia en su territorio con posturas diferentes.

Ciudad de Buenos Aires

La posición de la ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña, es conocida desde hace tiempo. “No coincidimos en que la escuela genere una movilidad que contagie”, expresó, ante CNN Radio, días atrás, criticando la suspensión de las clases. A su vez, llamó a “trabajar en el entorno de las escuelas, ver la llegada” a las mismas, para evitar allí los contagios: “Lo que no se tiene que tocar es la presencialidad”.

Por su parte, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, explicó en su última conferencia que los alumnos de los niveles inicial y primario continuarán asistiendo a los colegios. En contrapartida, los de secundario pasarán a una modalidad mixta, alternando virtualidad y dictado presencial.

Hace casi un mes, Larreta fue a la Justicia para mantener la apertura de los establecimientos en la capital del país. Sin una definición certera del máximo tribunal, y luego de que el presidente Alberto Fernández prorrogue las medidas en vigencia, el conflicto quedó lejos de resolverse.

Mendoza

“Vamos a mantener la presencialidad en las escuelas, el lunes las clases se van a dictar”, aseveró el gobernador mendocino, Rodolfo Suárez, en rueda de prensa. De ese modo, dejó clara la postura que su provincia llevó a la reunión con Trotta. En la misma sintonía se ubicó José Thomas, director general de Educación, quien en diálogo con Mendoza Post afirmó: “Él (Trotta) nos convoca, y no vamos a cambiar nada de lo que ya tenemos”.

Las ciudades cuyanas que se encuentran en el más alto riesgo sanitario son Godoy Cruz, Las Heras, Guaymallén, Maipú y Luján de Cuyo.

Provincia de Buenos Aires

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, reafirmó su apoyo a las medidas del presidente, entre ellas la que contempla la suspensión de la asistencia a las instituciones educativas. “De acuerdo a la Constitución de 1994 los decretos tienen valor de ley, y en la provincia de Buenos Aires vamos a respetar la ley, de este modo funcionan las instituciones y la democracia”, arguyó, en conferencia, dejándole un tiro por elevación a Larreta.

Según los registros del gobierno nacional, todos los partidos del conurbano bonaerense, los municipios de General Pueyrredón -entre los que se encuentra Mar del Plata- y Bahía Blanca, están actualmente en los niveles de contagios más preocupantes. Por lo tanto, se los considera en alerta epidemiológica. Allí, el nuevo decreto presidencial llamó a restringir la presencialidad.

Santa Fe

Hasta el pasado viernes, las aulas de la provincia del noreste argentino se mantuvieron abiertas. Días atrás, la ministra de Salud, Sonia Martorano, puntualizó ante Aire Digital: “Creemos que la presencialidad en la provincia se puede sostener. En verdad tuvimos una activación de burbujas escolares por casos positivos del 1%, es muy bajo. Estamos monitoreando esto, pero hoy no es un elemento preocupante”. Sin embargo, Martorano advirtió que, en caso de percibir complicaciones, podrían pasar a la virtualidad.

En las próximas horas el gobernador santafesino, Omar Perotti, anunciará los detalles de las nuevas medidas, por lo que todavía no hay certezas de lo que sucederá con el ciclo lectivo. En aquella provincia, las ciudades de Rosario y Santa Fe fueron consideradas en alerta sanitaria.