SAME y guardias: desmiente la Provincia el ajuste en Salud y refuerza la atención primaria

El Canciller - Comentarios

El gobierno de la provincia de Buenos Aires busca avanzar en una mejora integral del sistema de salud. Haciendo foco en la atención primaria, se extendió el Sistema de Atención Médica de Emergencias –SAME– hacia más de 70 municipios del terriorio bonaerense.

Luego de que, en su plan de austeridad para alcanzar el equilibrio fiscal, el Gobierno Nacional decidiera recortar el gabinete y degradar la cartera de Salud a una secretaría, desde la Provincia desmintieron cualquier tipo de ajuste en el sector.

Y aunque asumirán -junto a la Ciudad- los principales costos del ajuste del año electoral, las medidas de la administración bonaerense están orientadas a no cesar su implicancia en la salud pública y la contención de los sectores más vulnerables.

En un contexto social erosionado por la crisis económica y el impacto del alza del dólar sobre las tarifas de bienes y servicios, María Eugenia Vidal delineó una reconversión del régimen sanitario que también incluirá la renovación de guardias en los hospitales públicos.

En esa línea, ya se han restaurado 30 establecimientos de los 58 instituciones incluídas en la renovación. Para ello, se invertirán $1.600 millones, en concepto de infraestructura, equipamiento y mobiliario.