Salva Kroos a Alemania sobre el final y se acerca a la clasificación

El Canciller - Comentarios

Toni Kroos salvó a su Selección de quedar al borde de la eliminación de la Copa del Mundo. Con la cabeza fría que caracteriza a los jugadores alemanes, el volante central del Real Madrid dijo presente en el minuto 95 del partido y dejó a su equipo cerca de una clasificación que parecía imposible. Suecia, que jugó los últimos minutos con un jugador más en la cancha, dejó pasar una oportunidad única para acceder a la segunda fase y enviar al aeropuerto a la actual campeona del mundo.

Resumen


Alemania entró mejor a la cancha. El equipo de Joachim Low mostró dinámica y quiso golpear de entrada. Sin embargo, cuando una selección inferior logra contener los ataques del rival en los primeros minutos, comienza a hacerse grande en la cancha y, esa fuerza inicial de la potencia comienza a diluirse. Suecia se acomodó en la cancha y comenzó a presionar cada vez más arriba, generando los primeros ataques en la mitad del primer tiempo.

Por eso, los suecos pegaron primero. Ola Toivonen bajó la pelota con el pecho dentro del área y se la picó de derecha a Manuel Neuer. La jugada, que paradójicamente llegó de un error de pase de Toni Kroos, fue similar a aquella definición que erró Rodrigo Palacio en la final del mundial pasado, frente al mismo arquero. De esa manera, Suecia logró irse en ventaja al descanso. Con la derrota, Alemania se despedía de Rusia antes de disputar la última fecha.

Sin embargo, Alemania no tardó encontrar el empate en el segundo tiempo. Después de un centro cruzado, con algo de fortuna, Marco Reus empujó la pelota y puso el 1-1. El resultado alcanzaba para que el actual campeón jugase la última fecha con algo de esperanzas, pero mínimas: Suecia y México, que serán rivales la próxima semana, podían empatar y clasificarse, dejando al equipo de Low fuera del Mundial pese a cualquier resultado ante Corea del Sur.

Para sumar dramatismo, en el minuto 82’,  cuando ambos equipos habían tenido oportunidades para estirar la ventaja, el defensor central alemán Jérome Boateng vio su segunda amarilla y se fue expulsado. Sin embargo, con uno más en cancha, Suecia no pudo acentuar lo que venía mostrando en el partido. Por el contrario, fue Alemania quien se hizo fuerte y salió con diez jugadores a buscar el gol que necesitaba para seguir dependiendo de si misma y, aunque el palo le dijo una vez que no, el equipo no bajó los brazos.

Por eso, en el minuto 95, Alemania consiguió un tiro libre al borde del área rival. El encargado de la ejecución fue Toni Kroos, quien orquestó una jugada de pase corto con Muller, que se la dejó quieta para que el volante del Madrid luzga su prodigiosa pegada. El resultado fue un gol al ángulo, con una rosca que dejó la pelota siempre lejos del arquero Olsen.

Los tres puntos no aseguran la clasificación de Alemania, pero sí depende de sí misma: una victoria ante Corea la mete en la siguiente fase. Eso sí, el primer lugar de la zona será difícil de conseguir: México ya sumó seis puntos y, de sumar uno más, se asegura la primera posición.