El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, descartó la posibilidad de que en la Ciudad se vuelva a imponer el uso obligatorio del barbijo y afirmó que una medida así "hoy no tiene ningún sentido" para prevenir el contagio de coronavirus.

"La imposición del barbijo hoy no tiene ningún sentido. Si se quiere estar protegido, hay que tener la vacunación al día", sostuvo el funcionario de la Ciudad.

Y añadió: "Los momentos de imposición de medidas, sobre todo el uso de barbijo de forma obligatoria, tenía que ver con momentos en que la protección inmunológica de la población no era suficiente".

En conferencia de prensa, el titular de la cartera sanitaria local se refirió al incremento en la cantidad de contagios de Covid-19 y lo adjudicó "a la intensa socialización que hay en este período del año".

"La mejor protección es estar apropiadamente vacunados", insistió Quirós, para luego anunciar que se volverá al sistema de turnos para la aplicación de vacunas contra el virus Sars-Cov-2: para obtenerlo deben acceder a buenosaires.gob.ar/coronavirus/vacunacion-covid-19 , llamar al 147 o a través del BOTI (11-5050-0147).

Al respecto, el ministro de Salud porteño explicó que la Ciudad venía aplicando un promedio de 500 vacunas por día y en las últimas semanas se pasó a 20 mil diarias.

Quirós estimó que "seguramente para mitad de enero los casos volverán a bajar" y, al ser consultado sobre la posibilidad de que se avance en la compra de vacunas bivalentes por parte del Gobierno nacional, indicó que "la ANMAT aún no ha aprobado ese tipo de vacunas".

De todos modos, aclaró que las vacunas actuales que se están aplicando "son extremadamente eficaces para evitar la enfermedad grave y mortal".

Para el tercer refuerzo de la vacuna contra el Covid-19, los grupos priorizados son los mayores de 50 años y los inmunosuprimidos a partir de los 12 años, siempre que tengan más de cuatro meses desde su última dosis o de haber contraído la enfermedad.