Rusia2018: relativiza Mascherano la intervención de la Selección Argentina con el aval de Chiqui Tapia

El Canciller - Comentarios

Las internas, las supuestas peleas, las operaciones y el derrocamiento de Sampaoli gozaron de un protagonismo inusual como consecuencia de un equipo que no ofreció ninguna seguridad en la cancha. Por eso, tras la bochornosa derrota ante Croacia, los jugadores intervinieron la conducción de la Selección Argentina en pos de obtener “soluciones”.

Así lo catalogó Javier Mascherano en conferencia de prensa durante el mediodía ruso. Con la motivación de que “se hicieron muchas cosas mal”, maquilló la ¿nueva? y total injerencia de los referentes en el armado del equipo y lo justificó con la urgencia del caso: “No queremos que esto se termine el martes”.

“No se trata de imponer, sino simplemente de llegar a un acuerdo colectivo de dónde se siente mejor el grupo”.

“No se trata de imponer, sino simplemente de llegar a un acuerdo colectivo de dónde se siente mejor el grupo”, explicó sobre la reunión en la que la mesa chica de Bronnitsy (Mascherano, Messi y Biglia) le reclamó las riendas de la Selección Argentina a un Jorge Sampaoli debilitado al que el instinto de supervivencia y la urgencia de la inmediatez le sepultaron el orgullo.

Los errores de planteo, la miope visión de juego y la fatídica jugada de Caballero dinamitaron la autoridad del entrenador, que ahora está sometido a un grupo que tira de sus galones y experiencia para (re)marcar su poder. Poder que Tapia decidió concederles.

Con la vil excusa de que “pasa en todos los equipos del mundo” porque al fin y al cabo “son los jugadores los que terminan tomando las decisiones dentro de la cancha”, Mascherano relativizó la intervención. “Los mejores entrenadores del mundo también le piden la opinión al jugador. Cuando nosotros sentimos una comodidad se la planteamos, si no seríamos unos hipócritas”, explicó.

“¿Quién arma el equipo? Preguntáselo a los entrenadores. Han pasado siete, ocho técnicos y nunca dijeron nada”.

“¿Quién arma el equipo? Preguntáselo a los entrenadores. Han pasado siete, ocho técnicos y nunca dijeron nada. Se le ha puesto ese mote a esta generación, no entiendo por qué”, cuestionó, desentendiéndose de una situación sostenida a lo largo del tiempo.

Por lo pronto, el martes, en San Petersburgo, ante Nigeria no solo regresaría la línea de cuatro defensores, también lo harán los históricos de un plantel que al terminar el Mundial de Rusia 2018 seguramente se retiren del seleccionado: Éver Banega, Ángel Di María y Gonzalo Higuaín.

De esta manera, los once que buscarán el milagro ante el veloz y potente combinado africano serán: Armani; Salvio, Mercado, Otamendi, Tagliafico; Enzo Pérez, Mascherano, Banega; Messi, Higuaín y Di María.