El partido entre Argentina e Islandia fue particular: aunque los dos equipos patearon al arco casi la misma cantidad de veces, el conjunto albiceleste tuvo la pelota cerca del 80% del tiempo. La defensa islandesa, por momentos con los 11 jugadores replegados cerca de su área, dominó la atención de las redes sociales.

Depsués del partido, para superar el sabor amargo que significó empezar el Mundial con un empate frente a un equipo inferior, las redes sociales se llenaron de memes que burlaron a los islandeses y también a varios jugadores argentinos. 

"'Basta de memes' pide Ruggeri. Que ayuden un poco, Oscar. Nos hicieron un gol once disfrazados de vikingos, de un país que lo inventaron hace cinco años para hacer una serie de Netflix", escribió una de las cuentas de Twitter.