El productor Nacho Viale se convirtió desde el sábado a la noche en uno de los principales protagonistas en las redes sociales. Sucede que está a cargo del programa de Mirtha Legrand, escenario donde Natacha Jaitt se despachó contra decenas de personajes importantes de la farándula y la política en el marco de la red de pedofilia en el fútbol.

Viale, después de tres días en silencio, eligió romper el silencio con Jorge Lanata, en radio Mitre. Allí, el nieto de la conductora se despachó: "Nunca existió la intención nuestra de hacer daño. Se caracteriza por ser un programa que tiene gran diversidad y libertad, cada invitado siempre ha dicho lo que quería”.

"Nunca trate con los servicios, no conozco a nadie de los servicios. No haría una operación. Si lo fue, me gustaría no volver a caer en esta trampa”, agregó, sobre los supuestos poderosos que están detrás de las palabras de la mediática. "Nos enceguecimos por el rating”, reconoció, en un intento de desligarse del fondo de la cuestión. 

Autocrítica, defensa a Mirtha y la voz de Lanata

Después del sinfín de críticas, afirmó: "Pido disculpas, como producción podemos haber fallado. Tomó la responsabilidad, me hago responsable de los invitados, pero no de lo que dice. Nosotros no avalamos nada, es un error con el diario del lunes. No me gustó el programa”.

A su vez, se encargó de cuidar a su abuela y conductora del programa: "Ella no tiene nada que ver, no creo que sea su responsabilidad, sí de la producción”. 

"No compartimos las acusaciones realizadas por Jaitt”, aseguró Viale, uno de los blancos más apuntados en los últimos días. 

El conductor del programa de radio, Jorge Lanata, también compartió su opinión: "Tanto Mirtha como Nachito se equivocaron en esto y se equivocaron mal”.

Y profundizó: "Hubo acusaciones muy fuertes por parte de Jaitt y las redes le creyeron”. "Esto se engancha con un tema que tiene que ver con la actividad de la televisión donde existen facilitadores que operan en algunos canales”, concluyó.